Colorado queda bajo una nube de pólvora

Colorado queda bajo una nube de pólvora. Rebeca y Largent Bryan se aferraron uno al otro cuando confirmaron que una de sus casas era una de las 346 destruidas por el incendio forestal a las afuera de Springs Colorado.

“No estamos seguros de lo que vamos hacer ahora”, fueron las palabras de Rebeca Largent a CNN la noche del jueves a solo minutos después de que su casa quedara totalmente destruida, donde solo se veian escombros y cenizas.

Al menos una persona murió fue lo informado por la policía. El fuego ha quemado más de 16.700 hectáreas y se sigue amenazando 20.000 hogares y las empresas 160.

Sin embargo, los vientos se tranquilizaron y las temperaturas bajaron, esto ayudo a los bomberos avanzar el jueves con lo que el incendio a sido detenido en un 15%.}

El presidente Barack Obama planea visitar Colorado Springs hoy viernes para inspeccionar los daño.

Declaró Colorado como zona de desastre, lo que permitirá la ayuda federal para las áreas afectadas por el fuego Waldo Cañón, así como el fuego de High Park, que ha quemado más de 87,000 acres en el norte de Colorado desde que se inició el 9 de junio. El fuego de High Park esta contenido en el 85%.

Entre las áreas más afectadas fue la subdivisión de Montaña Sombras de Colorado Springs, donde las autoridades la noche del jueves descubrieron un cadáver carbonizado dentro de una de las casas destruidas por el fuego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *