Claves que llevaron a México al Mundial 2014

Claves que llevaron a México al Mundial 2014. El andar de la Selección de México no fue fácil. Los malos resultados, goles de película, la ayuda del enemigo, una danza de entrenadores, el poco aporte de las estrellas internacionales y el regreso de un histórico, son algunas de las claves de su clasificación.

0010390497

La culminación fue inmejorable, con resultados aplastantes ante Nueva Zelanda en el repechaje, pero el recorrido dejó una serie de acontecimientos claves:

1. Una campaña inversa a la historia

A través de los años, fueron los visitantes quienes cargaban con la presión en sus viajes al Distrito Federal mexicano. Por el contrario, la fase preliminar para llegar a Brasil 2014 encontró con problemas al Tri.

Comenzó con un empate 0-0 con Jamaica, el peor de la tabla, que bien podría haber terminado en derrota. A partir de allí, los mexicanos se anotaron sólo seis puntos en condición de local, con una victoria contra Panamá y tres empates sin goles.

2. La chilena agónica de Jimenez a Panamá

Ese partido ganado en el Estadio Azteca ante Panamá, el único que en el que logró imponerse de local, tuvo un desenlace de película. México llegaba con la necesidad de vencer a los panameños, ya que ambos tenían ocho puntos y luchaban por la repesca.

Fue en la ante última jornada del Hexagonal. Todo estaría prácticamente acabado si perdían.El partido estaba 1-1 en 85 minutos y con el empate México seguiría afuera. El resto fue épico. Un centro frontal que terminó en un gol increíble de Raul Jiménez. Fue el comienzo de la remontada.

3. La ayuda de Estados Unidos: You ‘re welcome México

La ironía jugó su papel cuándo el pase a la repesca intercontinental contra Nueva Zelanda se consiguió gracias a su rival más acérrimo: Estados Unidos. Los estadounidenses se impusieron en su visita a Panamá y mantuvieron así vivas las esperanzas aztecas en la última jornada del Hexagonal.

La Asociación Estadounidense de Fútbol, que publicó en Twitter poco después del pitido final el ‘hastag’ #YoureWelcomeMexico (‘De nada, México’). Al día siguiente, los titulares de los periódicos mexicanos también agradecían el resultado favorable.

4. Danza de entrenadores que detuvo Miguel Herrera

Durante el recorrido del equipo hacía la Copa del Mundo hubo cuatro entrenadores. El ciclo comenzó con José Manuel “Chepo” de la Torre, que fue destituido tras la derrota en casa a manos de Honduras.

Su ayudante y sucesor, José Luis Tena, duró solamente un partido. Lo sustituyó Víctor Manuel Vucetich. El “Rey Midas” como se lo apoda, fue despedido dos partidos después. El arribo de Miguel Herrera, técnico del Club América, fue un acierto. Con él dieron en la tecla.

5. Los internacionales no levantaron vuelo

A diferencia del común de los equipos, los jugadores del extranjero no le dieron jerarquía a México. En total, fueron 58 jugadores convocados (entre los cuatro entrenadores) en 18 partidos.

Las figuras como Javier “Chicharito” Hernández del Manchester United, Giovanni Dos Santos del Villarreal, o Carlos Vela de la Real Sociedad, brillaron por su ausencia en el camino al Mundial. No gravitaron en absoluto. No era el medio y Herrara lo sabía.

6. El remedio estaba en casa, la Liga MX

Esa fue la primera medida de Miguel Herrera. Para el partido de ida del repechaje anteNueva Zelanda, que se ganó 5-1, citó a todos futbolistas de la Liga local. Sustituyó a las grandes figuras que juegan en el extranjero por sus hombres del Club América.

Los soldados de Herrera se impusieron a Nueva Zelanda con una goleada: cinco tantos en casa y cuatro a domicilio, en Wellington. Quedaron a dos goles de la cifra que habían marcado en el resto del Hexagonal.

7. “Rafa” Márquez, el caudillo que faltaba

El regreso de Rafael Márquez a la capitanía del equipo y al puesto marcador central defensivo, contribuyó a que el renovado combinado se convirtiera en una unidad cohesionada, con la estabilidad que tanto necesitaba.

Había sido llamado por los otros técnicos, pero para desempeñar un papel secundario. Con Herrera, se colocó el traje de líder, el brazalete de capitán y comandó a los jóvenes talentos dentro del campo. Apunta a jugar su cuatro Mundial con México, tras presentarse en 2002, 2006 y 2010.

8. Herrera movió las piezas correctas

Con el cambio de jugadores, y con el líder de regreso, quedaba plasmar la idea para conseguir el objetivo. Según Herrera, el equipo de Vucetich era “solo actitud” y faltaba “conexión, ritmo y volumen de juego”.

Aplicó un sistema con tres defensores, en donde los carrileros se plantaron como actores principales, de constante avance y retroceso. Además sacó absorbió la presión del equipo con declaraciones y liberó las tensiones típicas de partidos de repechaje.

9. La debilidad de Nueva Zelanda

No todas las claves del trayecto son mérito u error propio. México se encontró con una Nueva Zelanda muy lejos del nivel que los llevó a Sudáfrica 2010. La diferencia de cuatro goles en el primer partido, y los tres del segundo, tradujeron la superioridad en el juego.

10. ¿Qué pasará en Brasil?

La Selección de México apagó el fuego con una opción de último recurso y está claro que así no avanzará demasiado en el Mundial de Brasil 2014. Primero, debe resolver si “Piojo” Herrera continuará al frente del equipo (el 2 de diciembre se anunciaría su continuidad).

La segunda cuestión es unir la jerarquía de los internacionales, con el sentido de pertenencia de los jugadores locales. El pasaje fue turbulento, pero se logró el objetivo y el boleto a la próxima Copa Mundial es un hecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *