Claves que harán del Google Pixel 3 el rey de Android

Presentados los nuevos Google Pixel 3 y 3 XL, los topes de gama Android de firma tradicional quedan configurados, a la espera del Huawei Mate 20 y 20 Pro. El año pasado la pantalla del modelo 2 XL ensombreció a un terminal sobresaliente en el resto de aspectos, algo que no volverá a repetirse, o al menos así lo dice DisplayMate.

Visto que la pantalla del Google Pixel 3 y 3 XL será sobresaliente, pocos puntos débiles se le pueden achacar salvo el diseño. Hoy, listamos algunas de las claves que harán del Google Pixel 3 el nuevo rey de Android, tal y como lo fuera su hermano de anterior generación durante 2017 y 2018.

Por qué el Google Pixel 3 será el mejor Android

Por su software

A pesar de la enfermiza fijación que tienen los fabricantes Android con el hardware -más RAM que un PC, numerosas cámaras traseras, miles y miles de miliamperios mal optimizados…- Google sabe que la clave para hacer un buen teléfono pasa por el software. El mejor procesador del momento y el mejor software posible, dos claves que comparte con Apple, y que hacen de los Google Pixel los terminales con mejor rendimiento del mercado.

Además de esto, son los únicos terminales con 3 años de actualizaciones inmediatas. Es decir, en cuanto se libera la actualización la tienes disponible para instalar, algo que hace de la experiencia de usuario algo muy distinto respecto a lo que encontramos en el resto de fabricantes. La cosa no acaba aquí, y es que el Google Pixel 3 cuenta con ciertos añadidos que no funcionan o no funcionan igual en el resto de teléfonos Android.

Digital Wellbeing

Pensado en un inicio para los Pixel, Digital Wellbeing permite a los usuarios saber cuánto tiempo pasan en su teléfono, y saber dónde lo pasan. Con una cuidada interfaz, se nos muestra el tiempo dedicado en cada aplicación,

Google Lens

Google Lens se integra mejor que nunca en los nuevos Google Pixel 3 y Google Pixel 3 XL. Ahora funciona a tiempo real en la aplicación de cámara, activándose con un long press.

Google Assistant

El Asistente de Google ha sido mejorado y se integra mejor con los Pixel que con cualquier otro móvil. Su funcionamiento en Pixel Stand también es brillante.

Call Screen

La nueva función para las llamadas del Google Pixel 3 se llama Call Screen y nos permite utilizar de forma automática a Google Assistant para descolgar el teléfono. Tras preguntar al emisor de llamada quién es y por qué llama obtendremos una respuesta de texto, que nos servirá para seguir hablando con él o colgar.

Por la latencia

Ya en 2016 el equipo de Google se enorgullecía por las mejoras implementadas en lo que a latencia se refería en el Google Pixel original. La latencia hace referencia al tiempo que pasa entre que tocamos la pantalla y esta responde, un proceso que al pasar por la máquina virtual de Android necesita de una optimización extra para acercarse a la experiencia que ofrecen rivales como iOS.

En los Google Pixel encontramos una latencia sorprendentemente parecida a la de los iPhone, mientras que otros fabricantes descuidan esto, haciendo que la respuesta táctil no sea satisfactoria. Latencia y fluidez van de la mano, ya que nuestro uso del teléfono se basa en interactuar con su pantalla táctil, y aquí es donde los Pixel brillan por encima de los demás.

Por la calidad de su pantalla

Como ya adelantábamos al principio de este artículo, la pantalla de los Google Pixel 3 y 3 XL ha obtenido un sobresaliente en la prueba de DisplayMate, poniéndola prácticamente a la altura del Samsung Galaxy Note 9 y del iPhone XS. Esto deja sin puntos débiles sobre el papel a la nueva generación Pixel, que por fin puede presumir de un panel a la altura.

En ambos casos se utiliza tecnología pOLED, con resolución FHD+ en el caso del Pixel 3 y QHD+ en el Pixel 3 XL. Paneles sobresalientes para lo mejor de Google, algo que debió haber sido en 2017, y que por fin es en 2018.

Por el audio

Google promete una mejora del 40% en los altavoces de los Google Pixel 3 y 3 XL. Son de los pocos gama alta Android que cuentan con doble altavoz frontal, y prometen un sonido bastante mejor que el resto de sus rivales**. Google parece haber cuidado la ecualización de los altavoces con gran mimo y bajo la supervisión de profesionales de la música, llegando a advertirnos de que el sonido puede ser bastante similar a lo que ofrece el mismísimo Google Home.

A pesar de la ausencia de jack de auriculares, Google incluye unos Earbuds compatibles con Google Assistant en la caja, algo que ya ansiábamos el año pasado y que por fin obtenemos en este.

Por el Top Shot

La Inteligencia Artificial, de la que ya te contamos todo en Andro4all es uno de los pilares básicos en la fotografía de Google. En el caso de los Pixel 3, el dispositivo será capaz de elegir entre una ráfaga de fotos, en cuál sales mejor.

Una función que pudiera parecer irrelevante, pero que ayudará en esas fotografías en las que sales con los ojos cerrados, con una cara rara o con algún gesto extraño.

Por el modo fotomatón

Google ha añadido un modo fotomatón a su Pixel 3, haciendo que este sea capaz de disparar cuando detecta lo que considera una sonrisa “real”. Sin duda un modo curioso para pasarlo bien con la cámara de nuestro teléfono, y que si bien no es lo más innovador que hayamos visto en el teléfono, es ese tipo de añadidos que no entorpece la experiencia de usuario.

Por el Night Shight

Si bien el Google Pixel 2 XL era el mejor exponente en fotografía diurna, cuando la luz empezaba a escasear había un par de alternativas por encima. Google va a la caza del modo noche de Huawei con su denominado modo Night Shight. Con este, las fotografías nocturnas tendrán mucha más luminosidad eso sí, a costa de más ruido.

Google siempre ha sabido cómo captar más luz que el resto de rivales, aunque esto se traduzca en la aparición de ruido. El modo night shift promete superar por mucho al iPhone XS en modo nocturno.

La gran G ha querido comparar una fotografía tomada con el recién presentado iPhone XS con la de su Google Pixel 3, y los resultados hablan por sí mismos. Si bien este modo pecará de artificial, los resultados son sorprendentes, y esto es lo que se busca en un teléfono móvil.

Por la cámara frontal

Si bien la cámara trasera apunta a ser la mejor jamás utilizada en un smartphone, la delantera sigue por el mismo camino. Tanto es así que ni un solo teléfono logró acercarse al selfie del Google Pixel 2 XL, ni siquiera los presentados en 2018. En este caso repetimos con un sensor de 8 megapíxeles, aunque la apertura pasa de f/2.2 a f/1.8.

El añadido principal viene en un segundo sensor delantero de también 8 megapíxeles, en este caso con apertura f/2.2. Este segundo sensor servirá para hacer fotografía delantera con gran angular, algo que ya hemos visto en otras firmas, pero en ninguna de ellas con la calidad que nos brinda el Google Pixel 3.

Por el Pixel Stand

Si bien Google llega algo tarde con la carga inalámbrica, ha querido entrar a lo grande con ella. El Pixel Stand es mucho más que un cargador rápido, y es que nos permitirá acceder a un modo en el que podremos utilizar el teléfono de forma “pasiva” mientras carga. Mediante atajos de un toque o con nuestra voz podremos ordenar tareas al Google Pixel 3 de forma muy parecida a cómo interactuaríamos con un Google Home.

También puede ser utilizado como marco digital para mostrar las fotografías que le digamos, como reproductor de música… Pixel Stand convierte al Google Pixel 3 en un dispositivo aún más usable, algo de agradecer.

El motivo extra: porque es un Pixel

Gustarán más o menos pero… un Pixel es un Pixel. El ciclo suele ser el mismo:

  • Se lanza el terminal
  • Se critica el diseño
  • Se critica que el resto de gama alta tienen funciones extra
  • Llegan los test de cámara
  • Llegan las actualizaciones
  • Llega la gama alta del año siguiente y tiene peor cámara y rendimiento que el Pixel
  • Llegan los artículos de que el Pixel sigue siendo el rey

Al igual que sucedió hace años con el Nexus 5, los móviles de Google no son los que más destacan, pero son los mejores en cómputo global. La mejor cámara, soporte de actualizaciones, funciones de software exclusivas, acceso anticipado a la última beta de Android, sonido estéreo, pantalla sobresaliente, buena batería, carga rápida inalámbrica con Pixel Stand…

Completos, los Pixel son muy completos, y salvando el diseño -tema importante, qué duda cabe-, son una alternativa ganadora. Si eres fanático de Android sabes que es el caballo ganador, y esto seguirá siendo así durante muchos años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *