Claves para empezar en Clash Royale y no morir en el intento

No cabe duda de que Clash Royale triunfa y es uno de los 5 juegos más populares para móviles que podemos encontrar actualmente. Una prueba de su éxito es que todos conocemos a alguien que juega. Incluso ha entrado en el terreno de los torneos eSports, donde jugadores de todo el mundo demuestran sus habilidades para ganar recompensas económicas.

Puede que, si estás pensando en empezar tu andadura en Clash Royale, el hecho de que ya haya tantos jugadores avanzados te eche un poco atrás. Pero que nada te frene. Los comienzos pueden ser complicados, sobre todo si cometes los clásicos errores de principiante. La cuestión es tener en cuenta las siguientes claves para no perder tiempo y desbloquear arenas.

Elegir bien la baraja

Es un punto clave. No vale crear un mazo basándonos simplemente en las cartas que más nos gustan. Lo importante es entender qué va bien con qué. Es decir, procurar que las cartas elegidas puedan combinarse bien y ser efectivas. Porque de nada nos servirá ese gigante que tanto nos gusta si no le damos el apoyo correcto.

Puede que tengamos suerte y ganemos, pero en Clash Royale no vamos a avanzar mucho si no jugamos nuestras cartas con sentido. Tener claro para qué escogemos cada unidad y en qué momento la vamos a utilizar facilita mucho las cosas. Cada rival es distinto y por ello cada batalla es un mundo. De ahí que contar con una baraja bien pensada sea esencial.

Lo ideal es pararnos a pensar un momento y escoger un mazo equilibrado. Es decir, que cuente con cartas capaces de hacer frente a los distintos tipos de enemigos. Porque pueden atacarnos por tierra, aire, con ejércitos, tanques, hechizos… Un ejemplo de baraja variada podría ser una con: Gigante, Príncipe, Caballero, Bombardero, Mini P.E.K.K.A., Bola de fuego, Arqueras y Mosquetera.

Mazo equilibrado para empezar en Clash Royale

Controlar la barra de elixir

Este punto es muy importante. El elixir es lo que nos permite jugar, así que gastarlo muy rápido hará que no tengamos con qué defender. Tampoco es bueno reservarlo demasiado, porque entonces permitiremos que el contrincante campe a sus anchas por la arena. La clave está en encontrar el equilibrio y no quedarnos nunca a cero, siempre y cuando sea posible.

Puede que, al empezar un combate, veamos entre las primeras cuatro cartas aquella que nos encanta y nos lancemos sin dudar. Pero, al no haber esperado a tener más elixir, cometeremos el error de utilizar la carta sin darle apoyo con otra. Así lo que haremos es dar ventaja al rival, que podrá lanzar un contraataque y probablemente hará daños en una de nuestras torres.

Para controlar la barra de elixir es necesario tener paciencia en algunos momentos, porque esperar un segundo puede marcar la diferencia. Por otro lado, cuando tenemos la barra al máximo también es importante no volvernos locos tirando las unidades más caras si no es lo que el momento requiere. La cuestión es ser conscientes en todo momento del gasto de elixir que hacemos.

Además, conocer cuánto cuesta cada carta nos dará ventaja, puesto que durante la partida podremos tener una idea de cuánto elixir ha gastado el contrincante. Sabremos si es capaz de lanzar alguna unidad potente o si está obligado a esperar.

Barra de elixir en Clash Royale

Tener clara una estrategia

Una vez nos hemos parado a elegir un mazo con sentido y tenemos en mente el coste de elixir que supone, debemos pensar en una estrategia a seguir. Por ejemplo, si tenemos un Príncipe, sabemos que puede hacer mucho daño a una torre. Pero también es fácil que lo eliminen (además rápido, porque el rival no se va a quedar mirando de brazos cruzados).

Así que es importante saber el orden en que vamos a usar nuestras cartas, para que cada una de ellas cumpla su misión. De nada nos servirá si una unidad se queda completamente sola frente al enemigo, puesto que gastaremos elixir inútilmente. Pero si hemos elegido bien nuestro mazo, eso no tiene porqué pasar.

Siguiendo el ejemplo del Príncipe, es muy habitual que intenten acabar con él usando el Ejército de esqueletos. Así que cuando lo coloquemos en la arena, debemos ser rápidos y poner otra carta que haga frente a la respuesta enemiga. En este caso concreto, una buena opción es lanzar el hechizo Veneno o las Flechas, que acabarán en seguida con los esqueletos.

Otro punto importante es prestar atención al reloj. Sobre todo para aprovechar mejor la fase de doble elixir, que es el momento idóneo para usar las cartas de mayor coste y protegerlas como es debido.

La mejor defensa es un buen ataque

Atacar es indispensable para derribar las torres en Clash Royale. Pero descuidar la defensa es un error que nos hará perder la mayoría de veces. En este punto entra la estrategia que hayamos planeado. Nuestro mazo debe contar con cartas de ataque, pero también de defensa. Incluso hay algunas que van muy bien para ambas cosas.

Si nos dedicamos a gastar elixir solo para atacar, dejaremos nuestras torres vendidas y el rival podrá aprovechar la ocasión. En cambio, si cuando recibimos una ofensiva somos capaces de responder con una buena defensa, es muy posible que terminemos atacando una torre enemiga.

Sin embargo, también es cierto que cada uno tiene sus preferencias a la hora de jugar. Y, por supuesto, lo más importante es divertirse. Así que otra opción es agobiar al rival a base de ataques y más ataques. Aunque haya que sacrificar alguna torre para ello. Es una buena idea tener unidades que ataquen fuerte las estructuras, como el Montapuercos o el Globo Bombástico.

Clash Royale Montapuercos y Globo bombástico

Aprovecha tu actividad en Clash Royale

Para avanzar en Clash Royale es necesario ganar batallas y así llegar a las siguientes arenas. Pero sufriremos bastante si no subimos nuestro nivel, puesto que las torres no serán tan fuertes como las de muchos jugadores que nos encontremos.

Por ello es importante aprovechar los cofres y tener siempre uno activo para obtener más cartas y monedas, que podemos utilizar para comprar aquellas que no tenemos si aparecen en la tienda. También nos servirán para mejorar nuestras cartas, algo que nos dará puntos de experiencia para subir el nivel de jugador.

Pero tampoco es cuestión de venirnos arriba y gastar todas las monedas mejorando cartas que en realidad no utilizamos. Debemos mantener cierto equilibrio en nuestra economía del juego. Es bueno ahorrar por si un día vemos en la tienda esa carta que tanto estábamos esperando.

Aunque podemos mantenernos aislados de la comunidad de Clash Royale, saldremos beneficiados al estar en un clan activo. Y no solo por el cofre del clan. Compartir es vivir, así tendremos la oportunidad de donar cartas y ganar puntos de experiencia, además de poder pedir aquellas cartas que necesitamos. Además, siempre es mejor luchar acompañado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *