Casi 400 detenidos en revueltas por marcha en Brasil

Casi 400 detenidos en revueltas por marcha en Brasil. Entre 30 y 50 personas fueron detenidas el jueves durante la concentración previa a la cuarta marcha de protesta contra el aumento de la tarifa del transporte público en San Pablo, informan medios locales.

184607

Entre las personas detenidas se encuentra el periodista Piero Locatelli, del semanarioCarta Capital, según informó la publicación en su sitio web.

Según la versión electrónica del diario Folha de Sao Paulo, millares de personas se concentraron en los alrededores del Theatro Municipal, en el centro de la metrópolis, para participar de la manifestación, que en sus tres ediciones anteriores, realizadas eljueves, viernes y martes pasados, dejaron un rastro de destrucción en la ciudad.

Cercados por un fuerte cordón policial, los manifestantes comenzaron la protesta gritando consignas de orden contrarias al aumento del transporte de pasajeros,que pasó de 3 a 3,20 reales (de 1,5 para 1,6 dólares), mientras algunos fueron revisados e interrogados por los efectivos.

Al menos uno de los jóvenes que fue detenido este jueves, añade el medio, tenía en su poder un frasco de vinagre, utilizado para mitigar los efectos de los gases lacrimógenes que usa la policía en caso de enfrentamiento.

El temor a que la protesta vuelva a ocasionar los disturbios y episodios de vandalismo registrados en la última marcha, cuando el centro de la ciudad amaneció parcialmente destruido, con decenas de vitrinas rotas, al menos 85 autobuses dañados y dos estaciones de metro depredadas, el comercio cerró sus puertas a primera hora de la tarde, hora de Brasilia.

 

Las protestas son convocadas por el Movimiento Pase Libre, que deslindó responsabilidad por los desmanes ocurridos en las marchas anteriores y adjudicó la violencia desatada a la represión policial “innecesaria”.

Durante los varios enfrentamientos ocurridos entre efectivos policiales y manifestantes, en las marchas anteriores, la policía utilizó balas de gomas y bombas lacrimógenas, a lo que el público respondió con palos y piedras.

 

En paralelo a las manifestaciones de los usuarios, una huelga de los trabajadores de los trenes de la ciudad provocó caos en la mayor metrópolis sudamericana, donde más de un millón de personas se vieron afectadas por falta de transporte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *