Cardenales más influyentes en el cónclave Papal

Cardenales más influyentes en el cónclave Papal. La lista con los posibles sucesores de Benedicto XVI está compuesta por los cardenales más influyentes según los medios y los expertos vaticanistas. El brasileño Odilo Scherer y el italianoÁngelo Scola parecen encabezar la lista, aunque ésta no se agota allí.

cardinales-conclave

Pertenecer a ‘los favoritos’ no implica necesariamente mayores posibilidades de acceder al trono de Pedro. Un candidato fuerte podría comenzar con decenas de votos en la primera ronda de sufragios, pero si no logra acumular sobre ese resultado en las rondas siguientes, los cardenales podrían buscar un candidato alternativo que  pueda congregar a la mayoría.

-Odilo Scherer, arzobispo de San Pablo

 El cardenal brasileño Odilo Pedro Scherer, de 62 años, es el candidato más fuerte de toda América Latina, y de ser electo durante el cónclave sería el primer papa de ese continente. Es arzobispo de la diócesis de São Paulo, la mayor del mundo en número de fieles.  De perfil conservador, parece contar con el favor de la curia vaticana y conocer el mundo interno de la Santa Sede.

-Angelo Scola, arzobispo de Milán

 Angelo Scola, de 71 años, es el discípulo más famoso de Joseph Ratzinger y ha seguido sus pasos intelectuales. El cardenal lombardo tiene grandes apoyos y grandes enemigos en la curia, y es el principal candidato italiano. Experto en moral y bioética, también conoce el Islám por ser el responsable de una fundación para promover el entendimiento entre cristianos y musulmanes.

-Marc Ouellet, arzobispo de Quebec 

 Desde que en 2010 Benedicto XVI lo llamara a Roma para convertirse en el jefe de la Congregación para los Obispos, Marc Ouellet, de 68 años, se convirtió en uno de los más estrechos colaboradores del actual papa emérito. Los pronósticos le auguran numerosos votos en las primeras votaciones, aunque dicen que alguna vez dijo que convertirse en papa “sería una pesadilla”.

-Christoph Schönborn, arzobispo de Viena

 Ex discípulo de Benedicto XVI, Cristoph Schönborn, de 68 años, tiene credenciales conservadoras pero perfil dialoguista y de acreditado gestor de conflictos. Pasa por ser un hombre carismático, abierto a algunos cambios y dispuesto al debate o incluso a la autocrítica.

 -Luis Antonio Tagle, arzobispo de manila 

Con sólo 55 años, es de los candidatos más jóvenes del cónclave. Altos cargos de la Iglesia consideran al arzobispo de Manila un progresista moderado, capaz de mantener el equilibrio con las doctrinas conservadoras. Su carisma ha hecho que lo comparen con el fallecido Juan Pablo II. Sus posibilidades son escasas por sercardenal sólo desde noviembre pasado.

 -Gianfranco Ravasi, presidente del Consejo Pontificio para la Cultura 

 Gianfranco Ravasi, de 70 años, es un cardenal que puede acabar gustando a conservadores y liberales. Apreciado por Benedicto XVI, es el ‘ministro’ de Cultura del Vaticano, por lo que representa a la iglesia en el mundo del arte, la ciencia, la cultura e incluso ante los ateos.

 -Sean O’Malley, arzobispo de Boston 

Con un look atípico, siempre vestido con un solideo rojo y hábito marrón, este purpurado —uno de los más humildes— ha despertado la curiosidad de los medios alrededor del mundo. A sus 69 años, y siempre dispuesto a relacionarse con la gente de a pie, fue el primer cardenal en tener un blog.

 -Timothy Dolan, arzobispo de Nueva York

Dolan, presidente de la Conferencia Episcopal de EEUU, está considerado un purpurado carismático, con buen humor y muy sociable. Según los expertos, este cardenal cuenta con buenas credenciales y contactos para conseguir ser papa. Ha convertido a la iglesia norteamericana en un jugador esencial del cónclavecomo nunca antes lo había sido.

 -Leonardo Sandri, prefecto para la Congregación de Iglesias Orientales 

Más romano que argentino, Sandri encarna la visión más ortodoxa de la Iglesia católica y conoce a la perfección los secretos de la curia vaticana. Entre 2000 y 2007 fue sustituto de la Secretaría de Estado, el tercer cargo en importancia en la Santa Sede. Su debilidad reside en su falta de experiencia pastoral.

 -Peter Turkson, arzobispo de Cape Coast (Ghana)

El cardenal ghanés, de 64 años, es el candidato africano más destacado en el cónclave. Se le considera como un conservador en cuestiones doctrinales. Por ejemplo, ha seguido al pie de la letra la doctrina oficial de la Iglesia contraria al uso de preservativos para luchar contra el SIDA, inclinándose por la abstinencia y la fidelidad para combatir la extensión del virus.

 -Peter Erdö, arzobispo de Esztergom (Budapest) 

Sería la primera opción de compromiso si la mayoría europea no logra elegir a un italiano se muestra reacia a un papa no europea. El cardenal, de 60 años, dirige la diócesis más importante de Hungría, y preside la Conferencia de Obispos Europeos que engloba 33 países. Su energía y su capacidad de comunicación recuerdan al joven Karol Wojtyla cuando fue elegido papa en octubre de 1978, con 58 años de edad. Sin embargo, le cuestionan tener dificultades para dirigirse a las personas.

 -Óscar R. Maradiaga, arzobispo de Tegucipalpa 

Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga, de 70 años, es salesiano y uno de los cardenales favoritos de los medios de comunicación en el anterior cónclave.Extrovertido, accesible, simpático, con sangre india en las venas. Hoy preside Cáritas Internacional. Su perfil de papable se ha atenuado mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *