Características que debe tener la cámara de un smartphone

Es más que sabido que las cámaras de nuestros smartphones han sustituido a cualquier otro tipo de cámaras en nuestro día a día y, por lo tanto, somos cada vez más exigentes. Queremos que el teléfono saque fotos de gran calidad, tanto si es de día como de noche, que las saque rápido para no perdernos ese momento, y que no falle nunca. Algunas personas no consiguen establecer unos mínimos para que la cámara de un smartphone se considere buena, así que si eres de esos, sigue leyendo y opina si estás o no de acuerdo con nosotros.

smartphones-mejores-camaras

1 – Una resolución adecuada

Los megapíxeles no lo son todo, eso es totalmente cierto, pero pueden suponer una diferencia entre una foto pasable y una foto buena. La resolución no define más que el tamaño de la foto, y a mayor tamaño, más información tendrá. No es lo mismo sacar la foto de un paisaje con una resolución de 5 MP que con 20,7 MP. Es importante que cuando pienses en una buena cámara decidas tu mínimo ideal de resolución.

LG G3 HTC One M8 camera

El mínimo que yo le pondría sería de 8 MP (algo subjetivo, cada uno decide su valor), pero si vas a necesitar ampliar mucho una foto para ver algún pequeño detalle o a hacerle una edición bastante fuerte, no bajaría de los 13 MP. No obstante, no conviene exagerar al apostar por una cámara de 41 MP, ya que la foto ocupará demasiado y posiblemente el hardware no sea capaz de sacar una foto a una buena velocidad, lo que daría lugar a una foto movida. En conclusíon, una resolución de cámara demasiado pequeña como la del HTC One M8 resultará en una foto con poco detalle, y una con exceso de resolución dará como resultado una cámara que dispare demasiado lento. Casi todos los smartphones se mueven entre los 8 y los 20,7 MP de resolución, así que tienes donde elegir.

2 – Una buena apertura

Uno de los primeros datos que se dan al anunciar las especificaciones de la cámara es su apertura, pues es un reclamo publicitario bastante recurrente hoy en día. La apertura de la cámara te dirá si es capaz de captar mucha luz. Este dato se indica con un número tras la letra f (siempre minúscula, hay que diferenciarlo). Cuanto menor sea el número que hay después de la f, más luz podrá captar, pero menor profundidad de campo tendrá, teóricamente, ya que el software de los smartphones soluciona en parte este tema.

samsung galaxy s6 heart rate monitor

La inmensa mayoría de los smartphones actuales usan aperturas f/2.2 y f/2.0, aunque el Samsung Galaxy S6 fue el primero en desmarcarse de esta tendencia al usar una apertura f/1.9, aún más luminosa si cabe. Si vas a sacar muchas fotos en condiciones de poca luz, te conviene optar por una apertura f/2.0 como mínimo, eso te evitará captar más luz en una foto sin tener que recurrir a fotos de muy larga exposición de forma no intencionada.

3 – Un sensor de calidad

De nada te sirve tener un talento sobrenatural a la hora de sacar fotos si el sensor de tu smartphone es de baja calidad. Si es así, las fotos, salvo milagro, van a ser malas. No hay demasiados fabricantes de sensores de cámara para smartphone, pero los más conocidos hasta ahora son los de la familia IMX de Sony y los ISOCELL de Samsung, aunque también la conocida marca Sharp fabrica sensores para smartphones de buena calidad.

sony xperia z5 camera

Lo más probable es que te encuentres con un sensor de Sony, lo que ya es signo de que no es un sensor de juguete. Sony es, a día de hoy, el que mejor relación calidad-precio puede ofrecer a los clientes que quieran sus sensores y es la única (o casi) que tiene una infraestructura lo bastante grande como para servir a gran cantidad de compañías. Su sensor más aclamado a día de hoy es el IMX240 que empezó a montar el Samsung Galaxy Note 4, para que te hagas a la idea de que Sony no se toma a broma el tema fotográfico, sin menos preciar a los ISOCELL, que están a la altura.

4 – Estabilizador óptico

Este es un punto que considero muy importante. El estabilizador óptico de imagen (OIS) se encarga de corregir, en lo posible, las trepidaciones debidas a nuestro pulso o al escenario en que nos encontremos (un vehículo, por ejemplo). Pero también es útil en el terreno de las fotos con poca luz, pues gracias a esta corrección que ofrece, cada vez que sea necesaria una larga exposición, el OIS nos dará la tranquilidad de ofrecernos una foto mucho más nítida, sin estar tan movida.

LG G4 hero 26

LG dio un soberano puñetazo sobre la mesa en 2013 con su LG G2 al ofrecer un estabilizador óptico, que si bien no fue el primero, según decían, el del LG G2 se comportaba mejor. Lo quisieron demostrar dejando que lanzaran aun LG G2 a la estratosfera y se pusiera a grabar. El resultado fue bastante bueno. Pero me estoy desviando del tema. Si eres de los que tiene un pulso regulero tirando a malo, o quieres sacar muchas fotos con poca luz, o grabar muchos vídeos, es necesario que busques una cámara con OIS sí o sí.

5 – Software de post-procesado

¿De qué te sirve que la cámara de tu smartphone tenga un hardware sobresaliente si el software encargado de procesar la imagen es un desastre? Es muy importante este punto, pues puede convertirse en tu mayor aliado o en tu peor enemigo. Si buscas un smartphone con buena cámara, pruébalo antes, toma una foto y mira a ver si el procesado es bueno o malo. Sony tiene tradicionalmente una asignatura pendiente en este apartado, sólo espero que de verdad hayan evolucionado con su Sony Xperia Z5 en este aspecto.

sony xperia z5 camera mode 3

No hace falta ser un experto en fotografía ni mucho menos, únicamente debes mirar la foto y compararla con el objeto al que le has hecho la foto. ¿Tiene buen nivel de detalle y colores más o menos fieles (según tecnología de la pantalla) sin aberraciones cromáticas? En definitiva, busca pros y contras de esa foto y no te pierdas nuestros análisis, en los que suele haber una galería para que veas las fotos por ti mismo y no tengas que moverte de casa.

Bonus track: Una interfaz agradable y personalizable

No quería dejar este apartado fuera, pues si eres bastante aficionado a la fotografía y te gusta juguetear con los parámetros, querrás la mayor variedad posible, pero que al mismo tiempo sea fácil moverse por ella. En este punto, el mayor exponente es el LG G4, cuya interfaz es sencilla, pero al mismo tiempo ofrece un abanico de opciones que muchos deberían adoptar.

camara lg g4

Tener un modo manual que te permita controlar el máximo posible de elementos para que puedas sacar la foto que tú quieres es algo muy importante. Puede que no quieras una foto igualita a la del paisaje que tienes enfrente, sino que quizás quieras resaltar algún elemento más cercano, o el más lejano. Sea como sea, para ponerle la guinda al pastel, fíjate en la interfaz, que te guste y sea lo más personalizable posible.

Hemos dado un paseo por aquellas características que harán que la cámara de un smartphone sea buena. Como se suele decir, el resultado de la foto será tan bueno como el peor de sus componentes, así que si todos estos puntos son positivos, no hay forma de que saque una mala foto si no es por un defecto de fábrica o porque te has convertido en la niña del exorcista y quieres hacer una foto a tu habitación. ¿Añadirías alguna característica adicional? ¿Tiene tu smartphone todos estos elementos? Da tu opnión en los comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *