Cámara frontal del iPhone 8 grabara vídeos en 4K

No falta demasiado para conocer la nueva apuesta de Apple para la telefonía móvil. El iPhone 8 podría ser anunciado el próximo mes de septiembre con nuevas características y cambios con respecto a las versiones actuales. Los últimos rumores nos han dejado nuevos datos sobre la cámara del dispositivo. Por lo que conocemos hasta ahora el nuevo terminal llegaría con una dual, pero, y aquí lo último, este sensor volvería a tener la capacidad de grabar en 4K.

Esto no sería una novedad, puesto que el iPhone 7 ya puede hacerlo desde el apartado ajustes (hay que configurarlo de forma manual). Lo sorprendente es que podría grabar en 4K y a 60 fps en lugar de a 30 fps. ¿En qué se traduciría esto? En vídeos mucho más fluidos y reales.

Aquí no queda la cosa, puesto que este mismo rumor sostiene que la cámara frontal también ofrecería esta misma posibilidad. Es decir, grabaría a 4k y a 60 fps, el doble de lo que ofrecen la gran mayoría de teléfonos. Teniendo en cuenta esto, ahora lo que se nos plantea es un problema bastante serio: el almacenamiento. El hecho de poder grabar vídeos en calidad 4k, tanto con la cámara principal como con la secundaria, provocaría que el espacio se agotara mucho más rápido. Por lo que sabemos, el próximo iPhone 8 podría llegar con 128 GB o 256 GB de espacio. Al parecer, Apple suprimiría las opciones de 32 y 64 GB en este modelo. Nos imaginamos que esto es algo que se acabará viendo reflejado en el precio, porque el iPhone 8 no va a ser un teléfono lo que se dice barato.

iPhone 8 cámara frontal

Vídeo en 4K a 60 fps por delante y por detrás

Todo hace indicar que Apple está poniendo muchos esfuerzos en el apartado fotográfico del iPhone 8. La cámara no solo tendría la capacidad de grabar en calidad 4K a 60 fps, la principal tendría un doble sensor con tecnología 3D para la realidad virtual. Asimismo, este nuevo modelo contaría con una pantalla OLED de 5,8 pulgadas sin a penas presencia de marcos y con una tecnología muy parecida a la Infinity Display del Samsung Galaxy S8. Estaría alimentado por un procesador A11 y, atendiendo a su diseño, carecería de botón de inicio físico. Esto plantea que el lector de huellas dactilares pueda llegar ubicado justo debajo del panel táctil. Aunque podría ir colocado en otra parte del terminal, como en el lateral o en la parte trasera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *