BlackBerry Messenger para iPad es una decepción

BlackBerry Messenger para iPad es una decepción . BlackBerry decidió aprovechar la ola generada por BBM y llevar el servicio al iPad. Lo que podía haber sido una buena idea se convirtió en un estrepitoso desastre. ¿El motivo? En vez de diseñar una aplicación específica para iPad tomaron el camino fácil: estirar la versión de iPhone.

bbm-multiplataforma

 Decir que BlackBerry no está en el mejor de sus momentos, a estas alturas, es algo que seguramente hayas leído o escuchado en más de una ocasión. La estrategia de la compañía no ha funcionado, sus ventas han caído, la compañía aplicará un drástico plan de ajuste y se ha nombrado un nuevo CEO para encarar el proceso de transformación. Con un contexto así, el lanzamiento de BlackBerry Messenger para iOS y Android se había convertido en una “prueba de fuego”, una forma de explorar las posibilidades de BlackBerry en el segmento de los servicios. Sin embargo, con la buena trayectoria que llevaban, el lanzamiento de BBM para iPad ha sido un estrepitoso desastre que, realmente, podría haberse evitado.

Ayer, BlackBerry decidió actualizar su aplicación de BlackBerry Messenger para iOS y dotarla de soporte Wi-Fi para poder usarla desde un iPad o un iPod Touch; un guiño interesante al iPad que es, para muchos usuarios, su principal vía de acceso a Internet. ¿El problema? En vez de desarrollar una aplicación específica para iPad, BlackBerry tomó el peor de los atajos: estirar la aplicación para iPhone.

BBM para iPad es una versión estirada de la aplicación para iPhone. No está optimizada.

Si desarrollar para iOS tiene alguna ventaja es que, precisamente, el tamaño de la pantalla es algo acotado. Un detalle que, aunque nos pueda parecer simple, simplifica el trabajo de los desarrolladores (sobre todo si lo comparamos con el universo de configuraciones de pantalla que hay en Android). Por tanto, con un entorno controlado como es el de iOS, ¿no valía la pena lanzar una aplicación específica para iPad?.

La importancia de la experiencia de uso

Las cosas han cambiado mucho en los últimos años, hay que reconocer que nos hemos vuelto más exigentes y le damos mucha importancia a la experiencia de uso de un dispositivo o una aplicación. Un iPad es un tablet que ofrece una muy buena experiencia de uso; por tanto, el usuario espera que las aplicaciones estén a ese mismo nivel.

iPad Air Hands-on 51

Sin embargo, una multinacional como BlackBerry, que cuenta con recursos muy por encima de los que pueda tener una startup, decide no invertir y tomar el camino fácil al estirar la aplicación al más puro estilo del año 2010 y el arcaico “botón x2” de las aplicaciones que no se adaptaban para el iPad.

Estirar una aplicación para iPhone no es la mejor forma de ofrecer una buena experiencia de uso para el iPad.

BlackBerry pensó en “modo marketing, pensó en modo desarrollo de negocio y decidió extender el éxito de BBM en iOS y Android a más dispositivos. La idea no era mala porque con las noticias que cuestionan la seguridad de WhatsApp, la ausencia de los principales clientes de mensajería en iPad y la buena acogida de BBM, el escenario era muy favorable al lanzamiento.

Sí, el escenario era favorable pero no es lo único que importa y, para que algo funcione, todas las piezas del engranaje deben estar en plena sincronía. BlackBerry tenía ayer ante sí una gran oportunidad; podía haber marcado la diferencia y haber aprovechado el impulso que estaba teniendo BBM pero lo tumbaron por completo, al menos en lo que a iOS se refiere. ¿Y por qué la han tumbado? La respuesta es simple: por mediocres.

Mejor no lanzar un producto que ofrecer algo mediocre

Sé que puede sonar duro pero, honestamente, creo que es mejor no lanzar un producto que sacar algo mediocre. Hace algunos meses hablamos del Samsung Galaxy Gear como producto prematuro, algo que creo que no debió lanzarse por el mero hecho de “ser de los primeros”; un escenario que, en cierta medida, me ha recordado a lo que le ha pasado a BlackBerry con este fiasco de lanzamiento.

Hay veces que las empresas se encuentran ante encrucijadas complejas. BlackBerry está en un momento complicado y necesita reflotar el barco, BBM está funcionando bien y es normal que quieran aprovechar el tirón que está teniendo el servicio. Sin embargo, si un producto no está listo, a veces es mejor retrasar el deadline que provocar el rechazo frontal de los usuarios (porque, cuando solventes los problemas, quizás decidan no volver a confiar en ti).

BlackBerry fue prudente al retrasar el lanzamiento de BBM para mejorar la seguridad de la plataforma

BlackBerry Messenger llegó en el mes de octubre a iOS y Android tras mucha expectación y, por supuesto, tras un retraso del lanzamiento. Recordemos que justo antes del lanzamiento se filtró el apk para Android y un aluvión de usuarios accedió al servicio con una versión aún no definitiva de la aplicación. ¿El resultado? BlackBerry decidió retrasar el lanzamiento para solventar los problemas y garantizar la integridad del servicio y la plataforma.

En mi opinión, aquella decisión fue todo un ejemplo de saber hacer; una apuesta arriesgada que primaba la seguridad y el buen funcionamiento del servicio. BBM es un servicio que garantiza la seguridad de la información que intercambiamos y decidieron priorizar la solución de la “brecha” antes de abrir el servicio. Al final los problemas se solucionaron y, tras su lanzamiento, más de 10 millones de usuarios se descargaron la aplicación. En ese momento, un podía llegar a pensar que el futuro de BlackBerry podría no ser tan pesimista y que tenían una oportunidad en los servicios multiplataforma.

El lanzamiento de ayer es un indicativo de que BlackBerry no conoce realmente a su público objetivo.

En aquel momento, BlackBerry mantuvo la mente fría y fue prudente. Una sabia decisión que todos valoramos positivamente y nos hizo olvidar la espera. ¿Por qué no actuaron igual con la versión de iPad? ¿No hubiese sido mejor retrasarlo un poco?

Siendo justos, uno podría pensar que para BlackBerry el mundo iOS aún le es nuevo y, en cierta medida, son novatos en este segmento. Sin embargo, para una empresa de este calibre no es un error admisible, máxime cuando se están jugando tanto al demostrar su solvencia como empresa de servicios.

BlackBerry no ha sabido entender el target al que se dirigía con el cliente iOS; algo parecido a lo que le ha ocurrido en el segmento de los terminales y su enfoque en el sector consumo. Es muy complicado intentar abarcarlo todo, es prácticamente imposible; BBM lo estaba haciendo muy bien pero este ansia por crecer rápidamente (y sin entender al público objetivo) les pasará factura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *