Black Friday: Cómo saber si una oferta en internet vale la pena

¿De verdad ese ofertón que acabas de ver en una tienda online merece la pena? Antes de pulsar el botón para añadirlo al carro de la compra de una web ten siempre en cuenta esto: a lo mejor ese precio no es tan bueno como parece. Hay varias cosas que debes tener en cuenta además del coste de la oferta y webs a las que puedes recurrir para contrastar.

Lo primero que uno puede pensar es que no hay nada más fácil para saber si un producto tiene buen precio que buscarlo en Google para ver lo que cuesta en otras tiendas. No tan rápido. Google lo primero que te mostrará son los productos que están disponibles en Google Shopping y hay un problema con eso.

Black Friday 2017Ojo con Google Shopping, muchos de los productos que aparecen son de tiendas ubicadas en China que no prestan un buen servicio

Muchos de los productos que aparecen en Google Shopping son de tiendas asiáticas que venden a precios muy baratos, pero que en muchos casos no son muy fiables. Bien sea porque sus tiempos de entrega del producto pueden demorarse semanas o incluso meses, la garantía del artículo no tiene vigencia en España o sencillamente venden productos defectuosos o usados que luego puede ser muy complicado devolver.

También conviene ver si el producto en cuestión que aparece en una tienda a un precio imbatible está en existencias en la tienda. Muchas no dejan muy claro si tal o cual producto está disponible. Si no está disponible pero se puede hacer el pedido asegúrate poniéndote en contacto con la tienda cuándo estará disponible y si lo recibes pronto.

¿El producto que ves en pantalla es nuevo o reacondicionado?

Otro aspecto a tener en cuenta. ¿Estamos viendo en nuestra pantalla un producto nuevo o reacondicionado? En muchos casos está claro este aspecto. Pero en otros no. Por ejemplo, al hacer búsquedas en Amazon podemos encontrarnos con varios precios de un mismo producto ofertado por varios vendedores. Pero en ocasiones los precios más bajos son de vendedores que ofrecen productos usados.

También conviene huir de los chollos más sospechosos. Este periodista picó en el anzuelo recientemente al intentar comprar un teléfono reacondicionado a un precio espectacular por un anuncio en Instagram. Tras realizar la compra y cuando pasaron varias semanas, intenté volver a entrar en la tienda en la que realicé el pedido y, sorpresa, la web había desaparecido y jamás he recibido mi compra.

Mirar la letra pequeña en los productos que se ofrecen en las tiendas online es especialmente importante en el Black Friday.

Estas tiendas online suelen funcionar ofreciendo productos a precios muy bajos que facilitan la compra impulsiva. Por lo que respira hondo y huye de promociones que prometen descuentos del 70, el 80 o el 90 por ciento. O al menos asegúrate muy bien que la tienda online es de fiar. Si es posible llámales por teléfono. Cerciórate también de si estás comprando en una tienda que tiene instalaciones en España o no.

Pero volviendo al asunto de hasta qué punto un precio de un producto merece la pena lo primero que debemos ver es el precio oficial de venta. Bien sea en la web del fabricante del producto en vez de en una tienda, si es que el fabricante lo muestra, o en algún medio de comunicación que haya dado la cifra en una noticia sobre el lanzamiento del producto. Algo que es frecuente que suceda en productos tecnológicos.

El Samsung Galaxy S7 Edge, un producto  muy vendido en España gracias a las bajadas de precio que ha experimentado tras su lanzamiento.

Esa cantidad en algunos casos puede tener poco que ver con la realidad. Es sabido que los productos de algunos fabricantes, como es el caso de Samsung, suelen experimentar en las tiendas bajadas de precio, a veces muy importantes, cuando llevan un tiempo a la venta.

Pero saber el precio de venta oficial es clave, pues estamos hablando de que esa es la cantidad que cuesta el producto con su garantía española. Hay marcas de tecnología, como es el caso de Nikon, que sólo cubren la reparación de sus productos mediante su distribuidor oficial en España, en este caso Finicom, si es un producto distribuido por la filial española.

Así que lo mejor es comparar el precio del producto en varias tiendas, y mejor que entre ellas haya una o varias muy conocida o incluso que tenga tiendas físicas, antes de adquirir nada; ver las características del producto que está a la venta; y finalmente si tenemos dudas razonables llamar o escribir un correo a la tienda para despejarlas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *