Baterías mas duraderas que carguen más rápido en el futuro

Unos investigadores de la Universidad de Alberta habrían desarrollado una tecnología basada en la utilización de nanotubos de carbono para extender la vida de las baterías. La ventaja de esta tecnología radica en su bajo coste y su fácil implementación que facilitarían su comercialización. Los primeros prototipos podrían llegar para finales de 2014.

cuerpo-bateria-2

Una de los campos de la electrónica de consumo donde se ha intentado siempre ir un paso más allá, ha sido el de las baterías. El ritmo de vida actual unido a las exigencias y funciones que pueden darnos los diferentes dispositivos que usamos en nuestro ámbito cotidiano, ha hecho que cualquier avance en este sentido pueda suponer una gran mejora de la autonomía de nuestros gagdets.

Así parecen entenderlo también en la Universidad de Alberta,  en la que se ha llevado a cabo una investigación para desarrollar una tecnología que permita alargar la autonomía y mejorar la eficiencia de las baterías, con vías a ser aplicada en el ámbito comercial. Para ello han recubierto uno de los electrodos (el cátodo) con nanotubos de carbono, un proceso conocido como fluorización inducida. Hasta el momento se habían probado multitud de materiales, pero no se había conseguido implantar el carbono en este electrodo –las baterías de ion-litio usan el carbono en el ánodo-. Los resultados no podrían ser más satisfactorios, ya que además de suponer un importante ahorro debido al bajo coste de usar este material, se ha conseguido una eficiencia en la energía proporcionada por las baterías de entre cinco y ocho veces superior a la actual. Además, su uso es más seguro por lo que convierte a esta tecnología en una gran oportunidad para poder comercializar productos que la incorporen.

Lab Tech

El resultado de 3 años de estudios

Desde el equipo encargado de la investigación, se explica que dicha tecnología podrá ser usada en el desarrollo de baterías de teléfonos móviles por ejemplo, que podrán durar más tiempo y ser cargadas más rápidamente. El responsable de la investigación , Xinwei Cui, ha explicado que ni ellos mismos pensaban que usar de este modo el carbono pudiera dar tan buenos resultados, y aunque aseguran que el proceso no ha sido rápido –han tardado 3 años en llevar a cabo sus estudios- sus resultados han podido al fin verse publicados. Cui trabaja ahora para AdvEn Solutions, una empresa dedicada al desarrollo tecnológico, donde se centra en producir varias versiones para un prototipo de batería que permita ofrecer una alta potencia y gran autonomía, uno que ofrezca una cargar muy rápida y un último que tenga una alta capacidad energética.  Espera concluir el desarrollo de los mismo para finales de 2014.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *