Aumentan la Privacidad en Facebook

Si le etiquetan en una fotografía y no quiere que aparezca su nombre, lo podrá rechazar antes de que la imagen sea publicada en Facebook. Y tendrá poderes para decidir a quién da permiso para etiquetarle, cuando hasta ahora cualquier persona que viera sus fotos y comentarios lo podía hacer. Estas y otras novedades son la respuesta de Facebook a Google+ y sus círculos sociales de confianza, aunque la principal red social del mundo lo venda como un “grupo de mejoras” para que sea “más fácil compartir lo que quieras cuando quieras” y con “exactamente” quien quieras.

Un post de Chris Cox colgado en el blog oficial de la compañía anuncia los cambios que paulatinamente introducirá Facebook para mejorar la experiencia de los 750 millones de internautas registrados en el servicio, que según confiesa el vicepresidente de producto, reclaman fórmulas “más sencillas y visuales” para saber quién tiene acceso a qué contenido. En definitiva, Facebook da más poder al internauta sobre aquello que aparece en su perfil.

De entrada, la gestión de la privacidad se hará directamente desde el perfil en vez de tener que acceder a una página específica en la pestaña de la cuenta del usuario. Y se podrá modificar cada vez que se comparta cualquier contenido. Con estos cambios, cada información que aparezca en el perfil, desde la ciudad de nacimiento hasta las relaciones familiares, irá acompañada por un menú desplegable que permitirá decidir con quién se comparte esa información: solo con amigos, solo para el usuario, si es pública o si el internauta prefiere concretar aún más con quién lo comparte.

Este mismo menú se repetirá en cada publicación, desde enlaces hasta actualizaciones del estado, que podrán compartirse solo con ciertos usuarios, con todos o con ninguno. Una decisión que se podrá cambiar en cualquier momento para ampliar el círculo de contactos que accede a dicha publicación o restringirlo.

Las nuevas herramientas para el control de las publicaciones recuerdan mucho a los “círculos” creados por Google+ que se basan en el hecho de que cada publicación puede estar dirigida a un círculo de amigos (trabajo, universidad, familia…) distinto. Un nuevo servicio que consiguió 10 millones de abonados en sus dos primeras semanas y que basa parte de su éxito en un mayor control sobre la privacidad frente a Facebook.

Hace un año la red social más poblada del mundo realizó un cambio de gestión en su enrevesada política de privacidad. Un proceso de simplificación que no gustó a casi nadie y, recientemente, cuando introdujo la tecnología de reconocimiento facial volvió a levantar ampollas, aunque su objetivo fuera simplificar el etiquetado de fotografías. Alemania, por ejemplo, pidió a Facebook que retirá la funcionalidad. Al final permitió que cada abonado decidiera si lo habilitaba o no.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *