Así funcionan las videollamadas en WhatsApp

Después de un año esperándolas, las videollamadas de WhatsApp hacen su gran aparición. Su gran-pequeña aparición. Y es que, de momento, han aterrizado solo en las versiones beta o de prueba de la aplicación, tanto en la plataforma Android como en iOS. Y no para todos los usuarios betatester o probadores, al parecer.

whatsapp1

Sin embargo, nosotros ya hemos tenido acceso a ellas, pudiendo probar su funcionamiento y calidad. Eso sí, no hay que perder de vista que aún están en fase de pruebas, por lo que el resultado final puede variar. Aquí te contamos en detalle nuestras impresiones.

Un poco de historia

Ya en abril de 2015, cuando aún se estaba esperando la democratización de las llamadas gratuitas a través de Internet de esta aplicación, un medio levantó la liebre acerca de las videollamadas. Era el siguiente paso lógico, pero nadie hasta la fecha había descubierto los planes de los creadores de WhatsApp al respecto. Unas fuentes desconocidas cercanas a WhatsApp fueron quienes habrían filtrado la información, sin tener aún pruebas acerca de nada de este proceso. Sin embargo, unos cuantos meses después, los investigadores de archivos .APK (aplicaciones) comenzaron a encontrar restos de código que mencionaban directamente esta función. Iconos, capturas y otros detalles técnicos fueron llegando con cuentagotas durante los meses sucesivos. Así hasta toparnos con la confirmación oficial (más o menos) de esta característica, que llegaba desde la plataforma de traducción de WhatsApp con referencias directas a las videollamadas. Los rumores afirmaban que la función llegaría en verano, pero no fue así. Claro que, ante la expectación, muchos aprovechados lanzaron toda clase de timos para hacer su particular agosto al afirmar poder activar esta característica con un sencillo truco: el resultado era acabar contratando un servicio Premium de mensajería de alta tarificación u ofreciendo datos personales a ciberdelincuentes.

whatsapp videollamadas beta

Ahora, las videollamadas llegan a WhatsApp, presumiblemente de cara a las fiestas navideñas. Y es que aún quedan unas cuantas semanas para que la compañía reciba feedback (retroalimentación) de los betatester o probadores y afinen su funcionamiento.

Cómo funcionan

Tal y como han resuelto las filtraciones y capturas de los últimos meses, son realmente sencillas de utilizar. Basta con moverse a un chat individual (no es posible hacer videollamadas en grupo), pulsar sobre el icono del teléfono y seleccionar la opción videollamada, que ahora aparece junto a la de llamada.

De esta forma, el emisor comienza a videollamar, activando su propia cámara para mostrar en pantalla su imagen y poder mejorar el encuadre durante los tonos de llamada. Por su parte, el móvil del receptor comienza a sonar como si se tratase de una llamada normal, aunque activando también su cámara para selfies para prepararse ante la videoconferencia. Todo ello con los clásicos botones para deslizar y coger o colgar la llamada. Así de sencillo.

whatsapp videollamadas beta

Lo interesante llega cuando no se contesta a la llamada. De esta forma, en la pantalla del emisor aparecen diferentes opciones: cerrar la función, volver a videollamar o, si se prefiere, dejar un mensaje de voz. Algo así como un contestador. Claro que esta función no es, ni más ni menos, que los mensajes de audio normales y corrientes. Así, solo hay que permanecer pulsando el botón y dejar el mensaje para que el receptor lo escuche en el momento que prefiera.

Durante la videollamada, tanto emisor como receptor pueden intercambiar entre la cámara para selfies o la trasera gracias al botón izquierdo de la parte inferior. Además, es posible acceder al chat para compartir algún mensaje escrito o cualquier otro detalle sin cortar la videollamada, aunque sin ver a la otra persona durante el proceso. Junto a ello se puede silenciar el micrófono para evitar que se escuche algo que no se quiere mientras las cámaras siguen activas. Estos botones desaparecen de la pantalla, por lo que hay que pulsar sobre ésta para hacerlos reaparecer e interactuar con ellos.

whatsapp videollamadas beta

Además, hay que hablar de la posibilidad de intercambiar los espacios de la pantalla entre la imagen que se emite y la que se recibe. Una sencilla pulsación sobre la pequeña ventana emergente que muestra la imagen del emisor permite hacer el cambio y ver en grande la imagen propia y en pequeño la del otro. Por último, esta pequeña ventana emergente puede llevarse a cualquier esquina de la pantalla, aunque no ampliar o reducir su tamaño. Todo ello mediante el deslizamiento de un dedo.

No hay que olvidarse de las notificaciones. Y es que la aplicación deja detalles de las videollamadas perdidas, tanto en la barra de notificaciones como en la pestaña de llamadas. La diferencia es que, si se trata de una videollamada, el icono que aparece junto a la información es el de una cámara y no el de un teléfono.

Nuestra experiencia con las videollamadas

Tras varias de estas videollamadas nos queda claro por qué WhatsApp las ha lanzado, de momento, solo para algunos usuarios beta o de prueba. Y es que, aunque la calidad es buena y todo apunta a que funcionará bastante bien, aún queda mucho por hacer. Nuestras pruebas sobre red WiFi son satisfactorias, aunque hemos comprobado que aún hay que afinar en cuanto a la transmisión de datos, ya que el sonido presenta algunos cortes y la imagen no es tan fluida como en otras aplicaciones.

Lo que sorprende es su buena disposición sobre datos. Y es que la calidad de la videollamada solo empeora ligeramente al retrasarse la recepción, pero con un sonido bastante claro y una imagen que se tropieza de vez en cuando.

whatsapp videollamadas beta

Es decir, es posible comunicarse de forma efectiva, pero los retrasos eventuales y el entrecortado de la voz en algunas ocasiones puede hacer la experiencia un poco frustrante. Además, cuando la aplicación detecta una caída en la señal, pausa automáticamente la imagen para evitar el corte de la comunicación, mostrando un mensaje en pantalla acerca de la mala conexión. Algo que hemos experimentado incluso sobre red WiFi. De nuevo, detalles que aún están por pulir.

Cuántos datos consumen las videollamadas

Se trata de otro de los aspectos a trabajar por parte de WhatsApp antes de lanzar la función para todos. Y es que nos encontramos con un consumo bastante elevado. Algo que era de esperar, por otra parte. A pesar de los rumores que hablaban de la codificación de las videollamadas con el códec H.264 para ofrecer buena calidad en un consumo reducido, nuestras mediciones nos dejan claro que se trata de una función destinada a ser usada solo sobre redes WiFi o sobre tarifas de datos sin límites.

Hemos hecho dos videollamadas de prueba de un minuto de duración para medir el consumo. La primera de ellas de forma predeterminada, sin activar el ahorro de llamada y utilizando una red WiFi. El resultado es que, entre los datos salientes (1,6 MB) de la llamada y los entrantes (9,5 MB), la llamada ha supuesto un consumo total de: 11.1 MB por minuto. Un dato que puede variar según la información que capte la cámara y que se transmita a través de la red, claro está.

whatsapp videollamadas beta

La segunda videollamada ha sido realizada bajo el ahorro de datos de llamadas, que se encuentra en el menú Uso de red dentro de Ajustes en WhatsApp. Los resultados son no son demasiado positivos, aunque muestran cierta disminución. Sumando los datos enviados (2,8 MB) y los datos recibidos (5,7 MB) durante la misma llamada, resulta que el consumo total es de 8,5 MB.

Mucho por hacer

No queda duda de que WhatsApp aún tiene que apretar unas cuantas tuercas respecto a esta función. Por ello, tras acabar cada videollamada muestra una ventana de valoración donde puntuar entre una y cinco estrellas la llamada mantenida. Además, si la valoración es mala, es posible especificar motivos como no haber podido escuchar correctamente al otro usuario o haber sufrido cortes. También se puede enviar una línea de texto para dar más información a WhatsApp sobre el problema sufrido.

whatsapp videollamadas beta

Eso sí, se trata de una función en fase beta o de pruebas aún. Así que confiamos en que WhatsApp sepa afinar su funcionamiento antes de llevarlo al público mayoritario en las próximas semanas o menes. Una función que pinta bien, y que hará mucho daño a otras aplicaciones de videollamada, siempre y cuando la gente decida usarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *