Apple y Samsung dejan atrás su disputa por diseño

Han pasado ya varios años desde que Apple y Samsung iniciaron su gran conflicto legal a causa del diseño del Samsung Galaxy S. El que era en su momento el flagship de la coreana, tenía importantes similitudes con el iPhone, especialmente en aspectos como su interfaz de usuario personalizada, lo que dio lugar a que Apple demandara a la compañía por infracción de patentes. Sin embargo, y a pesar de que el Galaxy S fue lanzado hace ya diez años, todavía no se había logrado enterrar el asunto.

Ahora, ambas compañías parecen haber comprendido que esta guerra continua no les conviene a ninguna de las dos, ya que han logrado alcanzar un acuerdo en el que las dos partes dejan atrás los tribunales.

Para aquellos que no lo sepan, hace un par de semanas Samsung pidió un nuevo juicio para evitar pagar a Apple, por lo que esta noticia nos ha pillado por sorpresa a muchos, que pensábamos que no acabarían nunca de pelear.

Si el acuerdo implica que alguna de las partes tendrá que cumplir ciertas condiciones con respecto a la otra compañía es algo que se desconoce. Simplemente ha trascendido un texto en el que las entidades enfrentadas afirman dejar de emprender acciones legales por este tema. Parece bastante obvio que uno de los motivos es que Samsung está tratando de mantenerse como el productor de los chips de los próximos dispositivos móviles de Apple, lo que podría haber motivado esta decisión.

Por el momento, lo que podemos sacar en claro es que se ha terminado una de las guerras de patentes más importantes de los últimos años, y que ocurre tan solo unos meses antes de que ambas compañías presenten sus nuevas apuestas. De hecho, ayer mismo se confirmo que en agosto tendremos la presentación del próximo Galaxy Note, de forma que esta noticia no podría haber salido en un momento más oportuno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *