Apple soluciona fallo que permitía acceder a un iPhone bloqueado

Apple está dispuesta a reforzar la seguridad de sus dispositivos, así que en las últimas horas hemos sabido que la compañía ha puesto remedio al agujero de seguridad que permitía a hackers y policías acceder a las entrañas de cualquier iPhone.

Todo empezó tras el atentado de San Bernardino, un tiroteo que tuvo lugar en California y que acabó con la vida de catorce personas. Syed Farook, el atacante, tenía un iPhone 5, así que el FBI le pidió a Apple que desbloqueara el teléfono para poder acceder a la información contenida en él.

Apple se negó y, más adelante, el FBI contrató a una empresa para que lo hiciera por ellos. Lo consiguieron, pero una filtración hizo que un hacker revelara cómo pudo ser desbloqueado ese iPhone.

Ahora la de Cupertino ha anunciado una actualización de software que pondrá coto a la posibilidad que hasta ahora tenía la policía – y cualquier ladrón o hacker experto – para acceder al interior de un teléfono: desbloquearlo y hacerse con la información que incluyera.

Se trata de una nueva medida de seguridad que ha sido bautizada como USB Restricted Mode o Modo Restringido por USB, que cerrará por completo el acceso a los datos del teléfono mediante el puerto Lightning de un iPhone, si ese dispositivo no ha sido desbloqueado en la última hora.

La medida fue descubierta hace unas semanas. Entonces ya te contamos que Apple no permitiría la transferencia de datos en aquellos iPhone que no hubieran sido desbloqueados durante los últimos siete días. Pero parece que la medida será bastante más estricta.

iphone x

Puerta cerrada a la policía y a los ladrones

Parece que Apple estaba harta de que se usara este agujero de seguridad para extraer datos privados de los usuarios de iPhone, ya fuera porque el teléfono hubiera sido robado o porque la policía, del país que fuera, hubiera decidido investigarlo.

Apple ha explicado a Reuters que su objetivo no es el de entorpecer los esfuerzos de la policía a la hora de investigar, sino el de poner a salvo a todos los clientes de su factoría que ahora mismo están en riesgo. Y es que cualquier ladrón experimentado podría acceder a las entrañas del dispositivo mediante el puerto Lightning del mismo.

Además, Apple ha apuntado hacia otra dirección, señalando a aquellos usuarios que residen en países en los que la policía puede acceder con total impunidad a los teléfonos, ya sea para hacer cualquier comprobación o para registrarlos bajo su criterio.

iphone

Lo que sucede en el iPhone, en el iPhone se queda

La firma ha emitido un comunicado en el que explica que no quieren frustrar el trabajo de la policía. Sin embargo, cuentan que su filosofía es la de reforzar constantemente las protecciones de seguridad de todos sus productos. Quieren que, de este modo, sus clientes puedan defenderse de los hackers y de cualquier otra intromisión en sus datos personales. Esto incluiría los registros fortuitos que pueda llevar a cabo la policía en un momento determinado.

Y es que, a pesar de no haber negado su colaboración con las autoridades (dice Apple, en decenas de miles de ocasiones), los responsables de la compañía se negaron en rotundo a crear un software para eludir el cifrado de los teléfonos, el hecho de que el FBI hubiera usado un tercero para desbloquear el teléfono no pudo sentar nada bien a la de Cupertino. 

De momento, la policía seguirá teniendo la posibilidad de conectarse a distintas herramientas diseñadas especialmente por expertos en seguridad para conectarse al puerto Lightning de los iPhone y extraer los datos. Pero será hasta dentro de muy poco, porque la medida podría incluirse muy pronto en una actualización de iOS. Apple, de momento, no ha especificado en cuál, pero seguiremos informando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *