Apple seguiría trabajando en el sensor de huellas bajo la pantalla

El primer teléfono que iba a incorporar un futurista lector de huellas dactilares bajo la pantalla era el Galaxy S8, pero la tecnología no estuvo lista a tiempo. Era lógico que en el Note 8 esto se iba a lograr, pero no sucedió, por lo que las esperanzas quedaron puestas en Apple, quienes decidieron cortar de cuajo esta característica para depender únicamente de su nueva tecnología de reconocimiento facial, Face ID.

De acuerdo al analista Ming-Chi Kuo, Apple sigue trabajando en esta tecnología de reconocimiento dactilar, dado que el reconocimiento facial “falló en impresionar a los consumidores”.

Según su análisis, aunque es un poco obvio, todos los iPhone lanzados en el 2018 tendrán Face ID. Solo depende de la respuesta del público al funcionamiento del iPhone X si siguen poniendo esfuerzos y costos en reincorporar Touch ID, ahora bajo la pantalla.

Ahora, la pregunta es: ¿Por qué no se pudo ahora? Según diversos análisis a que la capa que ocupa el sensor de presión en la pantalla, conocido como 3D Touch, es demasiado gruesa y compromete el funcionamiento del reconocimiento dactilar.

¿Crees que Face ID funcionará lo suficientemente bien para que la gente olvide el reconocimiento dactilar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *