Apple quiere precios low-cost para su servicio de música

Que Apple quiere redirigir la estrategia de su negocio musical no lo duda nadie, sobre todo tras haber comprado Beats a principios de este año, no solo para quedarse con su línea de accesorios, altavoces o auriculares, sino para tomar el control del servicio de música en ‘streaming’ y construir a partir de ahí su apuesta personal.

beats_apple_musica_streaming

Pero estaba claro, también, que Apple no iba a coger el servicio en ‘streaming’ de Beats (ese que todavía no hemos podido disfrutar aquí en España), le iba a cambiar de nombre y lo dejaría tal cual para competir con el resto de empresas dedicadas a esto en el mismo segmento de precios que es, recordemos, de 9,99$ al mes o 99,99$ al año.

Los de Cupertino quieren obtener una ventaja definitiva frente a Spotify, Google Music o Rdio reduciendo el rango de precios de estas suscripciones y dejándolas por debajo de esos casi 10$ (en España el coste es de 9,99€). Pero claro, para hacer eso, Apple no puede tomar la decisión de manera unilateral y está removiendo cielo y tierra para conseguirlo. ¿Cómo?

Pues yendo a la fuente, a las discográficas, a las que tienen los derechos y que son las que de verdad pueden dar el OK a la idea de negocio que están barajando los de Cupertino. Las fuentes que han publicado esta noticia hablan de que “Apple está en converssaciones con los grandes sellos musicales sobre un nuevo conjunto de derechos y funciones que le gustaría incluir en una versión renovada del servicio Beats Music, que compró a principios de este año. Entre las cosas que Apple quiere es una nueva estructura de precios que le permita vender el servicio por menos del nivel de 10 dólares”.

Apple no está haciendo este movimiento solo por que en el terreno de la música en ‘streaming’ no tenga una oferta propia, sino por que mes a mes desde hace un par de años, la tendencia (que no las ventas) de su iTunes Store no es nada halagüeña ya que cada vez se venden menos temas musicales o álbumes completos. Ese cambio en la tendencia les estaría obligando a llegar al mercado de la música en ‘streaming’ y hacerlo de una manera casi incontestable a la que no pueda alcanzar su competencia.

Y junto a los iPhone 6 de pantallas más grandes (que nunca fabricarían), esto de entrar en el negocio de la música en ‘streaming’ sería volver a ir a remolque de lo que ya han hecho otros antes. ¿Ha perdido Apple la iniciativa? ¿Cuánto sería para vosotros un precio ideal para una suscripción de este tipo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *