Apple niega quiera convertirse en operadora móvil virtual

Ayer surgía información que daba por hecho que Apple se encontraba en pleno proceso de pruebas para ofrecer servicios de voz y datos en sus iPhones a través de una OMV con marca propia. El rumor parece haber sido todo un aguijón para la firma, que por primera vez ha desmentido una noticia de este tipo a través de uno de sus representantes. ¿Miedo a la respuesta de las grandes operadoras?

Apple-SIM

La posibilidad de que Apple se convierta en OMV –operadora móvil virtual- para ofrecer a sus clientes servicios de voz y datos tiene antecedentes. La información difundida ayer por Business Insider tan solo es la punta del iceberg que, por otra parte, la propia compañía norteamericana ha desmentido. Debemos remontarnos a 2006, cuando la multinacional tecnológica registraba las primeras patentes en torno al proyecto. A estos documentos hemos de sumar la declaración de intenciones del propio Steve Jobs, que en vida contemplaba la posibilidad deprescindir de las operadoras. De hecho, el último movimiento de la firma de la manzana en este sentido fue la presentación de la SIM virtual para el iPad, una tarjeta de abonado con la que el cliente puede seleccionar qué red y tarifas escoger dependiendo de la zona geográfica. Una opción la de la tarjeta SIM virtual que se torna como el referente en el mercado de las telecomunicaciones a tenor de lo visto en la pasada edición del Mobile World Congress.Tarjeta SIM Virtual de Apple

Apple sale al paso de los rumores, por primera vez

Desde MovilZona nos hacíamos eco esta misma mañana de la exclusiva lanzada por el medio digital Business Insider. Éste, basado en fuentes cercanas a Apple y el proyecto en torno a la citada OMV; indicaba que la multinacional se encontraba en pleno proceso de pruebas en EEUU. Los detalles que salían a la luz iban más allá al indicar que incluso el fabricante había mantenido contactos con telecos en EEUU y Europa para lanzar el servicio, que en un máximo de cinco años estaría preparada para ofrecer tanto al otro lado del charco como en el Viejo Continente.

Ahora son la CNCB en primera instancia y Reuters posteriormente los medios que propagan la postura de Apple al respecto. La compañía niega rotundamente la información a través de uno de sus representantes, tal y como se deja ver en la agencia de noticias:

“We have not discussed nor do we have any plans to launch an MVNO,”

Con estas palabras Apple deja entrever varios detalles, información entre líneas que dan pie a nuevas especulaciones. Lo primero de todo es la reacción de los de Palo Alto. Nunca antes Apple se había pronunciado acerca de rumores en torno a la compañía. Todo parece indicar que esta necesidad de salir al paso para desmentir la noticia es debida a la repercusión que puede generar en torno a sus principales socios. Y es que las grandes operadoras de telecomunicaciones, las principales afectadas de confirmarse que Apple se convirtiese en OMV, tienen un papel destacado en el plan de distribución de sus teléfonos inteligentes. ¿Cómo afectaría a la firma de Cupertino no tener a favor a las principales operadoras a nivel mundial? A lo que sí afectaba a primeras horas era al valor bursátil de la compañía en el mercado de valores, donde Apple se dejaba un 4.4% a los 90 minutos de conocerse la noticia, aunque la posterior reacción de la firma norteamericana lograba estabilizar l la situación en el parquet de Wall Street.

¿Y por qué no una OMV marca Apple?

De todos modos, que Apple niegue en estos momentos la posibilidad de saltar al mercado de las telecomunicaciones como OMV no es un indicativo de que no sea un proyecto que no veamos en el futuro. No tenemos más que mirar los planes de Google, que pese al riesgo que supone ha ejecutado planes –aunque por ahora a pequeña escala- en lo referente a banda ancha fija con Google Fiber y telefonía móvil con Project Fi. ¿Por qué no iba Apple a seguir los mismos pasos? Es más, desde Wired aseguran que es una posibilidad real dado el calado de Apple en el mercado de smartphones. El peso de la firma en la industria es máximo y puede llegar a tal punto de ser una influencia incluso entre las más potentes telecos a nivel global.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *