Apple lanzara iPhone 4s antes del iPhone 5

Durante casi toda la primavera, los reporteros que cubren Apple han debatido entre ellos sobre cómo llamar al nuevo iPhone que prevén será lanzado en septiembre.

Algunos lo llaman el iPhone 5, en alusión al sistema operativo iOS 5 que Apple presentó a los desarrolladores hace tres semanas. Otros, anticipando que el nuevo dispositivo será más bien un iPhone 4 mejorado y no tanto una nueva versión, lo han bautizado como iPhone 4S, en clara resonancia a la nomenclatura usada por Apple hace dos años cuando introdujo el iPhone 3GS.

Pero en una nota enviada este lunes a los clientes del Deustche Bank, el analista Chris Whitmore dice que deberíamos esperar ambos: un iPhone 5 y un iPhone 4S.

“Con Nokia y RIM atravesando problemas, es el momento preciso para que Apple penetre agresivamente en el mercado de los smartphones de gama media (esto es, la categoría entre 300 y 500 dólares) y así amplíe dramáticamente su mercado objetivo y su cuota de mercado”, escribe Whitmore.

Como lo ve el analista, un iPhone 4S que se ofrezca liberado a unos 349 dólares y con un plan de prepago “ganaría mayor penetración” en un mercado objetivo que ha crecido hasta incluir a 1,500 millones de clientes potenciales en 98 países, de los cuales dos terceras partes prefieren planes de prepago.

En Estados Unidos, la mayoría de los teléfonos celulares están subsidiados por las compañías operadoras mediante contratos que les permiten recuperar el costo del teléfono en pagos mensuales. Pero hay regiones que muestran amplias franjas de población en el mundo -especialmente en África, Asia y América Latina, donde la penetración del iPhone es baja- donde los clientes prefieren pagar por adelantado el costo íntegro del teléfono.

Los analistas, cabe destacar, llevan tiempo pidiendo que Apple libere un iPhone de menor costo y con plan de prepago. Chris Whitmore, en este caso, no cita fuentes o información interna que respalde su teoría de los dos iPhones.

En otra nota independiente emitida el domingo pasado, Kate Huberty, analista de Morgan Stanley, informa que prevé que la producción del iPhone y la iPad “comience a acelerase de forma agresiva” a partir de agosto y hasta fines del 2011.

Si la producción de lo que Huberty considera un nuevo iPhone no inicia hasta finales de agosto, el lanzamiento también se retrasará hasta fines de septiembre. En sus estimaciones de ventas unitarias, la analista refleja esa demora y traslada 2 millones de iPhones del tercer trimestre al cuarto trimestre natural del 2011 (el cuarto trimestre fiscal de 2010 y el primer trimestre fiscal de 2011 para Apple). Pero si el lanzamiento se da a principios de septiembre, esos dos millones de iPhones se venderían en el tercer trimestre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *