Apple hace más difícil hacer jailbreak al iPhone

Nuestro smartphone contiene más información acerca de nuestra vida privada de la que a muchos nos gustaría, y es por eso que toda medida de seguridad para mantener a salvo nuestra privacidad es más que bienvenida. Apple es consciente de lo anterior, y a raíz de los informes emitidos por Grayshift y Cellebrite acerca de la extracción de datos en los iPhones, ha adoptado una nueva medida que dificulta la tarea de hacer jailbreak al iPhone.

Lo último de Apple aún es provisional, ya que por ahora solo se encuentra en una beta de iOS 11.4. Os contamos los detalles.

Modo Restringido USB: o como dificultar mucho el hacer jailbreak al iPhone.

Antes de nada nos gustaría decir que aquí de lo que se trata no es de poner trabas a la práctica de eliminar restricciones del sistema operativo, sino que de lo que aquí hablamos es de hacer que los datos encriptados de nuestro smartphone sean más seguro frente a extraños que quieran invadir nuestra privacidad.

La versión beta de iOS 11.4 incluye pues un nuevo modo restringido que ha sido descubierto por los investigadores de Elcomsoft y que tiene como su principal destinatarios a los ladrones, pero también a la misma policía, que ahora lo tendrá más complicado para desencriptar un iPhone.

hacer jailbreak al iphone

Con este nuevo modo restringido, el puerto Lightning  del dispositivo se bloquea después de 7 días de inactividad, pasados los cuales, el puerto pasará simplemente a servir como medio de carga, pero no como medio de transmisión de datos, haciendo inútiles los dispositivos que se venían utilizando para hacer jailbreak al iPhone.

Esta medida se une a otras implementadas en versiones anteriores de iOS 11 que ya limitaban el acceso a los registros de bloqueo del dispositivo, principal vía usada por la policía y por determinadas mafias para iniciar copias de seguridad en iTunes y tener por tanto acceso a todos los datos de un iPhone.

hacer jailbreak al iphone

Actualmente, los registros de bloqueo tiene una duración de 7 días, mismo plazo tras el cual el puerto queda inactivo, por lo que esta se convierte en la venta mínima de actuación para poder acceder a un iPhone con cualquier tipo de finalidad.

Según Elcomsof, si el teléfono se recoge estando apagado y no se conoce el código de acceso, esta nueva medida disminuye radicalmente las posibilidades de hacer hacer jailbreak a un iPhone. Sabemos que esta nueva medida no está exenta de polémica, ya que dificulta la obligación del fabricante con sede en Cupertino de cooperar con las investigaciones policiales, pero por otro lado, hace que nuestra privacidad esté mucho más a salvo. Un tema delicado sin duda.

Por ahora Apple no se ha pronunciado acerca de si mantendrá este modo restringido en la versión final de iOS 11.4 o si dará un paso atrás a última hora, aunque lo más probable es que esta característica se mantenga, ya que no elimina al 100% las posibilidades de extracción de datos, dando cierto margen a las autoridades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *