Apple divide con Qualcomm y no usará sus componentes en futuros iPhone y iPad

Apple y Qualcomm llevan enzarzados en una serie de denuncias por temas de patentes desde hace meses. Esta batalla desembocó en la suspensión de los pagos a Qualcomm por parte de los de Cupertino hasta que se resuelva la disputa entre marcas y, ahora, Apple va un paso más allá y renunciará a usar componentes del fabricante tecnológico en futuros iPhone y iPad y otros productos de la compañía.

Según Wall Street Journal, Apple está trabajando para eliminar la dependencia del fabricante americano de procesadores y otro tipo de componentes para smartphones. De esta forma Apple dejaría de colaborar con Qualcomm en la fabricación de sus futuros dispositivos, con dos grandes beneficiados en el horizonte:  Intel y MediaTek, dos de los principales competidores, precisamente, de Qualcomm.

Apple, que actualmente se encuentra sumergida en varios litigios legales, se encuentra en una feroz batalla con Qualcomm por temas de patentes y tarifas de royalties. Las dos compañías han estado peleando por patentes desde enero, cuando Apple presentó una demanda contra Qualcomm por aproximadamente mil millones de dólares, diciendo que el fabricante de chips inalámbricos “se aprovecha de las innovaciones de Apple sin razón alguna”.

Qualcomm, el mayor proveedor mundial de chips móviles, respondió demandando a Apple por infracción de patentes y buscando la prohibición de las ventas de iPhone en China. La compañía sostiene que ningún teléfono moderno, incluido el iPhone, habría sido posible sin sus tecnologías móviles.

Apple “pasa” de Qualcomm

Qualcomm es uno de los proveedores de componentes clave de Apple, Samsung y otros fabricantes de teléfonos. Entre sus productos se encuentran los módems rápidos de gama alta; sin uno en tu dispositivo, no podrías verificar tu Facebook, llamar a un Uber o realizar un pedido de Amazon mientras está en movimiento. Los actuales iPhone cuentan con modems de Qualcomm, mientras que el gigante de Cupertino, fabrica su propio procesador, el cerebro del iPhone. Puesto que depende de chips de terceros para la conectividad de red, desde que se lanzara al mercado el iPhone 4S en 2011, el proveedor de esos chips ha sido Qualcomm.

El año pasado, el 59 por ciento de los modems de teléfonos inteligentes provino de Qualcomm, seguido por el chino MediaTek con el 23 por ciento, según Research and Markets. Ahora estas cifras podrían dar un vuelco después de que el iPhone 8s (o iPhone XI, o iPhone 9, depende de como Apple siga llamado a sus móviles) use suministros de MediaTek o Intel en vez de Qualcomm.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *