Apple confia en Samsung para fabricar iPhone 6 y Apple Watch

Suele decirse que los ‘amores queridos son los más reñidos’ y tras varias demandas millonarias alrededor de las patentes de unos y de otros, el hacha de guerra se ha enterrado hasta tal punto que hay rumores de que Samsung ya estaría surtiendo de componentes muy específicos para algunos de los dispositivos de Apple (cosa que ya hizo tímidamente en el pasado).

apple_Samsung_iphone_6_watch

Concretamente las informaciones hablan de que son los coreanos los que estarán próximamente detrás de las baterías de los iPhone 6, o que Samsung podría ser la solución para esas memorias que están trayendo por la calle de la amargura a los de Cupertino con sus iPhone 6 Plus de 128GB, cuyas memorias NAND, hasta hace pocas fechas, se encargaban de servir tanto Toshiba como SK Hynix.

Pero no solo las Flash NAND serían el motivo para un acuerdo más extenso entre Samsung y Apple, también la DRAM entraría a formar parte del catálogo de componentes que recibirían los californianos si la cosa llega a buen puerto. ¿Y qué ha pasado? Pues en realidad algo tan viejo como el mismo mundo: los precios.

Samsung y Apple no habrían llegado hasta ahora a un acuerdo sobre los precios de esos componentes, aunque en los últimos tiempos han acercado posturas hasta conseguir un entendimiento (casi) total. Algo que si nos lo cuentan hace un par de años, hubiéramos acusado al que lo dijera de auténtico loco. Pero quien sabe, a lo mejor surje a partir de ahora una de las relaciones comerciales más estables que podríamos imaginar, ya que es por todos conocido que los coreanos están cada vez menos contentos con el camino que está tomando Android (competencia, precios, dependencia de Google, etc.).

¿Y qué razón habría para echarse a los brazos de Apple? Pues aquí entrarían los procesadores A9 de los futuros dispositivos de los americanos para 2015 y, sobre todo, el Apple Watch, ese smartwatch que nos dijeron que saldrá ‘early 2015′ y que podría irse al segundo trimestre y del que hay tan buenas expectativas de ventas que participar en el negocio no le vendría mal a la propia Samsung, aportando sus conocimientos y ‘know-how’ en procesadores para ‘wearables’. Lo que se dice, un matrimonio de conveniencia. ¿No os parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *