Apple bate récord de ventas con el iPhone 7

Apple logra, gracias al iPhone 7, un nuevo récord de ventas con más de 78 millones de unidades vendidas aunque vuelve a confirmar la bajada de ventas del iPad y, sobre todo, acusa una leve bajada en los beneficios –17.800 millones de dólares- si se comparan con el mismo periodo del año anterior que se fijaron en 18.300 millones. Podemos decir que Apple vive el éxito, pero necesita vender más para ganar algo menos, un detalle que habrá que vigilar a largo plazo.

Gráfico de ventas de iphone e ipadTanto la presentación como el lanzamiento comercial del iPhone 7 fueron dos de los acontecimientos más importantes de Apple durante la última parte del año pasado. No sólo suponía la renovación de su afamado smartphone como ya sucediera en anteriores ocasiones. El nuevo modelo cargaba a sus espaldas una responsabilidad extra puesto que el iPhone 6s dejaba en serios aprietos a los californianos al no cumplir con las expectativas.

Gráfico de resultados y beneficios económicos de Apple

Los últimos resultados económicos publicados por la multinacional, los correspondientes al pasado trimestre económico; el cuarto en el año fiscal de la compañía; no fueron demasiado concluyentes para determinar en qué medida el nuevo modelo favorecería el crecimiento de las ventas. El motivo no fue otro que el lanzamiento del iPhone 7 se produjo al límite del cierre del trimestre económico que comprendió los meses julio a septiembre de 2016. De hecho, tan solo se contabilizaron las ventas acumuladas por el nuevo modelo durante su primera semana en el mercado, un dato irrelevante por aquel entonces.

Más de 78 millones de iPhones vendidos

Sin embargo, las cifras de venta proporcionadas por Apple no dejan lugar a dudas. La firma de Cupertino cierra su primer trimestre económico de 2017 con datos optimistas dado que el periodo comprendido entre octubre y diciembre de 2016 registró un total de 78.3 millones de iPhones vendidos. Si bien la compañía no suele desglosar estos datos en torno a las ventas acumuladas por cada versión de iPhone, parece más que evidente que tanto el iPhone 7 como el iPhone 7 Plus han respondido mejor de lo esperado por la propia firma e incluso que los analistas puesto que el crecimiento se sitúa en torno al 5%.
Gráfico de ingresos por producto en Apple

Récord de ventas de smartphones

Para comprender con exactitud cómo de exitoso ha sido el nuevo iPhone tan solo tenemos que contrastar los datos ofrecidos hoy por la multinacional con los logrados durante el mismo periodo del año pasado. Por entonces, los de Infinite Loop dejaron ver que con el iPhone 6s, su smartphone de referencia el año pasado, empezaba a mostrar signos de flaqueza.

Por entonces, las ventas de iPhones se contabilizaron en un volumen de 74.8 millones de unidades. Y es que este registro supuso un tímido crecimiento frente al cosechado en 2015 por el iPhone 6. Así pues, a falta de datos más concretos, las estadísticas apuntan al iPhone 7 y su versión con pantalla de 5.5 pulgadas como los principales artífices de que Apple haya logrado un nuevo récord, el de vender el mayor número de iPhones en un trimestre hasta la fecha.

Ventas del iPad, mal de forma consecutiva

Si el iPhone ha respondido mejor de lo esperado en un momento crucial para la tecnológica, el iPad vuelve a mostrar una línea descendente en el mercado de las tabletas. Si bien es una constante en este segmento del mercado global, la caída de las ventas de Apple se cuantifica en algo más de tres millones de unidades, una abrupta caída tasada en nada menos que un 19%. Y es que mientras en el primer trimestre económico de 2016 lso de la manzana mordida lograba distribuir un total de 16.1 millones de iPads, en la actualidad ese dato se ha fijado en apenas 13 millones de unidades.

Resultados económicos

Si nos centramos en las cifras económicas, Apple marcó otro récord con unos ingresos por valor de 78.351 millones de dólares. Si echamos un vistazo a la tabla estadística con el histórico de ingresos y beneficios, podemos apreciar cómo los números en torno a Q1 de 2017 son estratosféricos. Éstos superan en más de 2.000 millones de dólares los mejores resultados de la firma hasta ahora, y que se correspondían a Q1 de 2016.

A nivel estratégico, las ventas internacionales suponen un 64% del total registradas por Apple. A este respecto, el continente americano contabiliza cerca de 32.000 millones de dólares del total de la facturación. Las ventas en China, uno de los mercados estratégicos de cara a la expansión de Apple, sufren un importante retroceso del 12% puesto que los ingresos descienden hasta los 16.233 millones. En el resto de Asia y Japón las cifras sufren un ligero ascenso. Del mismo modo, los estadounidenses compensan la caída en el Imperio chino con un incremento de los ingresos cosechados en el Viejo Continente, donde acumulan 18.521 millones de dólares frente a los 17.932 millones registrados durante el mismo periodo del año pasado.Resultados económicos de Apple

Los beneficios se resienten

No obstante, es preciso matizar que los beneficios dejan ver que, a pesar del récord de ingresos, descienden frente al mismo periodo del año pasado con 17.800 millones de dólares frente a los anteriores 18.360 millones. Sin duda, al margen de la euforia inicial, es una tendencia que hemos de seguir de cerca puesto que es un indicativo de que Apple puede tener serias dificultades en un futuro cercano a la hora de justificar sus cuentas ante inversores y accionistas.

Y es que, a pesar de vender un volumen de iPhones sin precedentes, los ingresos no han aumentado en proporción. Si ahondamos un poco más en este precedente, es especialmente llamativo cómo ni tan siquiera el elevado precio de modelos como el iPhone 7 Plus (909 euros en España para la versión básica) permite ganar más a Apple. La nota se recrudece si tomamos en cuenta los datos pronosticados por los analistas, que apuntan un importante volumen de ventas -superior en un 15% a las ventas logradas por el iPhone 6s Plus- respecto al total.

Apple es consciente de la actual situación del mercado y la pegada de su iPhone. Durante los últimos años, la clave del crecimiento para el iPhone pasaba por abordar el mercado chino. Tras una sibilina estrategia con importantes negociaciones con el gobierno chino de por medio, los primeros resultados no tardaron en llegar. Sin embargo, el pasado trimestre dejaba constancia de que el iPhone también tocaba techo en Oriente, algo que constatan nuevamente los actuales datos económicos.

Logo de Apple en cristal

El propio Tim Cook no tenía reparo en afirmar que la compañía dependía demasiado de los ingresos procedentes de la venta del iPhone y dejaba constancia de la apuesta por otros modelos de negocio como el de los servicios y la nube. No obstante, falta por comprobar si finalmente se materializa el aterrizaje de Apple en el mercado hindú, el cual se coloca como otra de las alternativas para potenciar la venta de los smartphones. Y es que La India se postula como la nueva China para Apple. De hecho, la firma negocia ventajas fiscales para instalar sus factorías en el país asiático.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *