Android 6.0 permitirá convertir tarjeta microSD en memoria interna

Google ofreció un adelanto de las principales características y novedades de Android 6.0 en la presentación para desarrolladores Google I/O. Sin embargo, la gran G ha dejado para el final todos esos pequeños detalles que hacen grande una actualización como la de Marshmallow. Uno de esos detalles que recientemente conocemos es la capacidad del sistema para convertir de forma automática una tarjeta de memoria microSD en memoria interna en cualquiera de los dispositivos que disponga la citada versión del software. No obstante, no te pierdas todos los detalles de esta nueva característica.

Android-memoria

La escasez de memoria interna en smartphones y tabletas ha sido y es uno de los grandes problemas a los que se enfrentan con asiduidad los usuarios, especialmente en aquellos casos en los que la memoria ROM es reducida. La Scene promovía hace tiempo software alternativo que, con la ayuda de root, era posible reconvertir particiones de una tarjeta microSD para engañar al sistema y que la reconociera como memoria interna. Del mismo modo, Google tomaba nota y ofrecía en sucesivas versiones de Android la posibilidad de transferir parte de los archivos de una app a la memoria externa.

Solución parcial a los problemas de escasez de memoria interna

La llegada de Android 6.0 propone nuevos cambios a este respecto y parecen muy interesantes para aquellos que disponen de smartphones y tabletas de gama baja o gama media con escasa memoria ROM. Y es que tal y como se ha podido averiguar, a partir de ahora los dispositivos con Marshmallow podrán utilizar la capacidad de almacenamiento de una tarjeta de memoria externa del tipo microSD como memoria interna. De este modo se solventaría el mayor inconveniente al que se enfrentan muchos usuarios ante la falta de espacio.

No es perfecto

Sin embargo, este sistema cuenta con sus limitaciones y particularidades. Cuando el usuario introduce en un smartphone con Android 6.0 una tarjeta microSD por primera vez, el sistema solicitará al mismo si desea tratar la citada tarjeta como unidad de almacenamiento masivo (del mismo modo que sucede actualmente en cualquier terminal Android) o si por el contrario desea convertir la tarjeta en sistema de almacenamiento interno. Si es éste el caso, el terminal formatea de inmediato la microSD y cifra la memoria para convertirla automáticamente en memoria principal.

Sin embargo, este proceso no es una fusión de memorias, por así decirlo. En realidad Android 6.0 convierte la capacidad íntegra de la microSD en memoria interna, pero ésta no se suma a la memoria interna real del terminal. Para entenderlo mejor, nos ponemos en el supuesto de que añadimos una microSD de 32 GB a un teléfono con 8 GB de memoria ROM. Si realizamos el proceso anteriormente citado, la memoria total no será la suma de ambas, sino que será la de la tarjeta microSD, 32 GB.

Almacenamiento VS velocidad

Ante estas circunstancias queda patente que la solución adoptada por Google no será la más idónea para todos los casos. ¿Por qué? Pues porque la conversión no será ventajosa en casos en los que la memoria interna sea elevada, superior a los 16 GB. Sin embargo, existe otro motivo de más peso para no optar por este método, obviamente en aquellos casos donde la memoria interna sea considerable. Y es que la velocidad de lectura y escritura de la memoria interna muy seguramente sean superiores a las ofrecidas por la memoria de la tarjeta, por lo que si se procede con la conversión el sistema, el teléfono y por consiguiente, el usuario, notará un descenso del rendimiento del terminal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *