Alimentos saludables que en verdad son peligrosos

¿Alguna vez has comido algo porque pensaste que era saludable, y después te enteraste que en realidad no era tan bueno después de todo? No te avergüences si la respuesta es “sí”. La publicidad y la desinformación rodean lo que comemos, y pueden hacer que todos los alimentos parezcan saludables, aún cuando nada podría estar más lejos de la verdad. Para ayudarte a distinguir unos de los otros, te presentamos esta guía de los 9 Alimentos saludables que en verdad son peligrosos, desenmascarados por Lauren Antonucci y Lisa Moskovitz del centro de nutrición y deportes Nutrition Energy de Nueva York.

woman-eating

1. Barras de cereal

“Las barras de cereal son, básicamente, barras de caramelo con vitaminas y proteínas agregadas”, dice Moskovitz. “Parecen el reemplazo de una merienda saludable, pero pueden contener más del doble de la cantidad de grasa y carbohidratos que un brownie de chocolate.” Para alejarte de las calorías innecesarias, elige opciones que tengan menos de 180 calorías y 5 gramos de grasa, y proporcionen al menos 5 gramos de fibra.

2. Frutas Desecadas

Con más de 100 calorías por ¼ de taza de porción, las calorías pueden sumarse rápidamente cuando está comiendo frutas secas. Antonucci recomienda elegir frutas frescas o congeladas en su lugar. “Podrás comer una porción más grande y más satisfactoria, con menos calorías y que te hacen sentir más satisfecha”, dice Antonucci.

3. Yogur

El yogur en cualquier forma es una buena fuente de calcio y vitamina D. Sin embargo, algunas marcas tienen tanta grasa y azúcar como una donut rellena de mermelada. Asegúrate de que estás obteniendo solamente las cosas buenas eligiendo versiones simples y de bajo contenido graso. Aporta tú mismo el sabor añadiendo fruta y miel. Y si puedes, elige el griego. El yogur griego ofrece el doble de proteína y la mitad de hidratos de carbono en comparación con el yogur tradicional, dice Moskovitz.

4. Margarina

En una competencia cabeza a cabeza entre la mantequilla y su competidora artificial, la mantequilla gana por lejos. Aunque ambas tienen el mismo número de calorías, la margarina tiene más grasas trans, que eleva al mismo tiempo tu colesterol “malo” (LDL) y disminuye el “bueno” (HDL), según la Clínica Mayo. “Ese es el único ingrediente que los dietistas recomendamos evitar por completo”, dice Moskovitz. Para limitar el riesgo de enfermedades del corazón, elige mantequilla original. Y mejor aún si optas por la mantequilla batida, que tiene una densidad calórica más baja.

5. Mantequilla de maní reducida en grasa

Cuando los fabricantes reducen la grasa de la mantequilla de maní, la reemplazan con azúcares. Como resultado, la mantequilla de maní baja en grasa tiene las mismas calorías totales que la original, pero más del doble de la cantidad de carbohidratos. “Es mejor quedarse con las cosas normales”, dice Moskovitz. “Vas a comer menos, ya que la versión con toda la grasa es más satisfactoria y abundante”.

6. Muffins de salvado

“Piensa en esto como una golosina decadente, no como un saludable acompañamiento del café “, dice Antonucci. Un muffin de salvado típico tiene más de 400 calorías y hasta 15 gramos de grasa, y la mayoría de las calorías provienen del azúcar y harina refinada. ¿No puedes omitir tu muffin matinal? La mejor apuesta es prepararlos en casa con una receta baja en grasas, dice Antonucci.

7. Aderezo para ensalada sin grasa

Si estás cuidando tu presión arterial, mantente alejado de estas cosas. “En solo dos miserables cucharadas de aderezo italiano sin grasa, consumirás hasta 500 miligramos de sodio, que hace aumentar la presión arterial “, dice Moskovitz. “Eso es un tercio de la cantidad total que debes consumir en un día entero.” En cambio, recomienda que hagas tu propio aderezo reducido en sal combinando vinagre balsámico, jugo de limón y sabrosos condimentos como la pimienta, cúrcuma y granos de mostaza.

8. Hamburguesas de pavo

Mucha gente piensa que pedir una hamburguesa de pavo en lugar de carne vacuna los mantendrá delgados. No te dejes engañar: la hamburguesa típica de pavo tiene más de 600 calorías y 30 gramos de grasa; y eso es sin contar el pan o los aderezos. “La próxima vez que te preguntes qué hamburguesa elegir, no te preocupes por el tipo de carne”, dice Moskovitz. “En cambio, limita el tamaño de tu porción compartiéndola con un amigo, o cómela sin pan.”

9. Sushi

El sushi engaña, porque está embalado herméticamente y parece pequeño, pero algunos son bombas de calorías a la espera de hacer estallar tu cintura. Un solo rollo puede contener más de 500 calorías. Para mantenerte al margen de estas trampas llenas en calorías, Moskovitz recomienda evitar cualquier rollo que incluya estos ingredientes: tempura (que es otra palabra para frito), queso crema, queso rallado, salsa o mayonesa picante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *