Actualizar el móvil no siempre es recomendable

Hoy en día ya no hay smartphone que se lance que no requiera en algún momento de una actualización de software. De hecho, siempre hablamos de lo bien que lo hacen aquellas compañías que actualizan mucho sus smartphones y de lo mal que lo hacen las que no actualizan. Pero lo cierto es que actualizar el móvil no siempre es lo más recomendable.

android-phones

Actualización

Una actualización es una nueva versión de un software instalado en el dispositivo. En este caso, hablamos del propio sistema operativo. Se pueden añadir funciones, modificar interfaces, solucionar errores, o mejorar el funcionamiento. Algunas actualizaciones están centradas más en unos aspectos que en otros. Algunas, por tanto, son más recomendables y necesarias que otras.

Android KitKat

El problema de las actualizaciones

Pero lo cierto es que las actualizaciones casi nunca se lanzan pensando en los móviles que ya hay en el mercado, sino en los futuros. Eso significa que por mucho que los mejores móviles del mercado funcionen bien con dichas actualizaciones, siguen sin ser tan eficientes como lo serían con la versión anterior. De vez en cuando hay algunas que sí se centran en mejorar los móviles que ya están en el mercado, pero la inmensa mayoría de las actualizaciones no. Eso hace que una actualización de relevancia, de las que llega con funciones nuevas, también suponga perder rendimiento o estabilidad en el dispositivo móvil.

KitKat vs Lollipop

Un claro caso es el de KitKat y el de Lollipop. La primera de las dos versiones se lanzó pensando en los dispositivos que ya había en el mercado, pero también en los futuros, en los gama básica. Se lanzó para que un dispositivo móvil pudiera ejecutar el sistema operativo sin problemas con una memoria RAM de 512 MB. La fluidez de este sistema operativo puede que no la volvamos a ver hasta dentro de unas cuantas versiones. Sin duda alguna, uno de los lanzamientos más relevantes de todas las versiones de Android. Lollipop fue lo contrario. Más novedades visuales y con nuevas funciones, que complicaron mucho la vida a los smartphones y los tablets. Eso ha hecho que muchos dispositivos funcionen peor después de actualizar, como es el caso del Motorola Moto G 2013, por ejemplo.

Android 5.0 Lollipop

¿Cuándo saber si actualizar?

Hay tres cosas que debes tener en cuenta a la hora de actualizar un móvil. La primera de ellas es la gama a la que pertenece el móvil. Los smartphones de gama alta cuentan con procesadores y componentes que superan por mucho los mínimos para ejecutar las versiones del sistema operativo. Esto hará que buques insignia de hace dos años sigan pudiendo actualizar sin problemas. La gama media lo pasará peor con las grandes actualizaciones, pero deberían ser capaces de instalar y ejecutar relativamente bien una gran actualización. Por ejemplo, la gama media de comienzos del año pasado, como el Motorola Moto G 2014, debería poder actualizar sin problemas a Lollipop. Sin embargo, la gama básica rara vez es capaz de actualizar a una nueva versión relevante. Moto G 2013, ya gama básica hoy en día, y el Moto E, mejor no actualizarlos. Son ejemplos que se pueden trasladar a cualquier otro dispositivo: gama y tiempo de lanzamiento. Y lo tercero que debes saber es que siempre hay usuarios que actualizan en cuanto sale la nueva versión. No tardan en comentar lo que les ha parecido. Busca por foros y blogs porque no es difícil de encontrar la información sobre si mejora o perjudica al móvil. Sin duda, será algo realmente útil para determinar si es bueno actualizar o no.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *