5 posibles soluciones cuando falla WhatsApp

Lo primero que hay que hacer es asegurarse de que el fallo no es de WhatsApp. Para ello existe una sección en el menú Información y Ayuda, dentro de Ajustes, de Estado del servicio. Aquí un mensaje indica si todo va como debería. Si es correcto, entonces el problema es de nuestro móvil, nuestra aplicación o nuestra conexión a Internet.

 

Solución 1

El método informático soluciona el 90 % de problemas en móviles y ordenadores. Consiste en reiniciar el sistema, simple y llanamente. No importa que sea reiniciando o apagando y volviendo a encender el terminal. Con ello se libera la memoria RAM, se reinician los servicios, se eliminan archivos temporales y se cierran los procesos que pueden estar haciendo que falle WhatsApp. Si esto no soluciona el problema, pasamos al siguiente paso.

Solución 2

Como en las videoconsolas de cartuchos clásicas, existe la posibilidad de que la sim no envíe información al terminal. Un golpe, un movimiento brusco o la suciedad pueden haber sido los causantes de que nuestra cobertura móvil sea intermitente, suframos constantes cortes del servicio o, directamente, no podamos conectarnos a Internet por datos.  Para solucionarlo, extraemos la tarjeta, la limpiamos, y soplamos en la ranura, tratando de extraer cualquier posible rastro de polvo o suciedad. Volvemos a colocar las cosas y reiniciamos el móvil para ver si todo vuelve a la normalidad.

Solución 3

Si lo anterior no ha funcionado, puede que la falta de memoria sea la causa del problema. Aplicaciones de gestión de archivos como WCleaner ayuda a mantener a raya a WhatsApp. Con ella podemos borrar cómodamente los archivos de las copias de seguridad de mensajes, que ocupan mucho espacio, además de los vídeos, fotos, audios o incluso los GIF. No te olvides de pasarte por la carpeta de enviados, es donde suelen quedarse más archivos residuales ocupando espacio. Lo bueno de esta aplicación es que podemos ver los archivos antes de eliminarlos.

Solución 4

Cuando todo lo anterior no solventa el problema, solo queda echar un vistazo a la aplicación. Más concretamente a sus actualizaciones. Quizá exista algún problema con la versión que estamos usando y sea necesario actualizarla. Una buena opción es activar las Actualizaciones Automáticas en Android, con lo que mantener la app al día sin acordarnos de pasar por Google Play Store.

Solución 5

Y si todo lo anterior falla, demostrando que el problema es del servicio de WhatsApp, solo queda dar el salto a una aplicación alternativa. Telegram es una de las más conocidas y seguras, y encontraremos a muchos amigos y familiares en ella. Funciona de forma muy parecida a WhatsApp, solo hay que elegir un contacto y empezar a chatear.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *