4 problemas de las aplicaciones en Android

Existen muchísimas apps para Android, más que para iOS, hoy en día. Sin embargo, lo cierto es que eso no es necesariamente bueno. Y en cualquier caso, hay un problema clave y básico en el mundo de las apps para Android. ¿Uno? Hay 4. Estos son los 4 problemas que tienen las aplicaciones para Android.

Android_6_01

1.- Hay demasiadas

Uno de los problemas es que hay demasiadas apps. Demasiadas apps del mismo tipo, muy difíciles de analizar, y entre las que es muy difícil elegir. Ayer simplemente buscaba una app para anotar recordatorios, y no es fácil saber cuál es la mejor aplicación. Debería haber alguna manera de conocer mejor una aplicación sin la necesidad de instalarla, y que no sea solo por medio de las recomendaciones. Quizás pudiendo ejecutarla virtualmente antes de instalarla, por ejemplo.

2.- Los usuarios de Android, ¿serán siempre de Android?

Reconozcámoslo, no todos los usuarios de Android, van a ser toda la vida usuarios de Android. De hecho, muchos piensan, “si yo tuviera más dinero, tendría un iPhone”. Dicho esto, ¿para qué van a pagar por las apps de Android si en el futuro quizás no las puedan usar al tener un iPhone? Es un problema, claro está. No es fácil enamorarse de Android como sistema operativo como sí puede serlo enamorarse de un iPhone o de iOS. Y eso hace que los usuarios no tengan una afinidad a su smartphones, y que les cueste mucho más pagar para tener esas apps en su móvil.

Apps

3.- ¿Apps de calidad?

A todo esto, hay que ir a un problema que llega desde el principio de Android. El sistema operativo de Google tenía muchas menos apps que el de Apple. Así que el objetivo era conseguir más apps. Más usuarios podían desarrollar más apps porque no era necesario tener un Mac, y era la opción de muchos que comenzaban en el mundo de las aplicaciones. No obstante, una app que dice “Hola Mundo”, no es una app útil, no es una app de calidad. Tristemente, hay muchísimas apps de pésima calidad para Android. Y aunque hay algunas apps muy buenas, sigue habiendo muchas muy malas, y diferenciarlas no es tan fácil.

4.- Falta uniformidad en el diseño

La llegada de Material Design fue clave para Google, establecer un diseño estándar para las interfaces del sistema y las apps. Eso es algo clave. Va a llevar muchísimo tiempo que todas las apps tengan el mismo estilo, pero Google no va a cambiar Material Design hasta dentro de muchísimo tiempo. Hasta ahora, solo hemos visto un gran cambio en la interfaz de iOS, del skeumorfismo, al minimalismo. Fue muy fácil adaptarse. En Google hemos pasado de no tener un estilo definido, al estilo Holo, y al Material Design. Esto hace que todavía haya una mezcolanza de estilos entre las apps de hace tiempo, los usuarios con falta de estilo, y los que adaptan el diseño de Apple directamente a los smartphones Android, que también los hay. Con esta falta de uniformidad, uno ve aplicaciones, y no acaban de llamarle la atención. No es fácil encontrar algo de calidad que le haga a uno decidirse a pagar por una aplicación para organizar el día a día. Esto implica tener que probar muchas, perder mucho tiempo… y finalmente renunciar a elegir una aplicación de forma definitiva. Es decir, limitarse a tener el móvil para llamar, Facebook, WhatsApp, etc, más que como una herramienta con muchísimas posibilidades para trabajar y organizarse, que es lo que sí que ocurre con muchos usuarios de iPhone.

Esto no quiere decir que no haya apps fantásticas para Android, y que no haya usuarios que usen Android mejor que usuarios que tienen un iPhone. Pero sí es cierto que son cuatro problemas en los que Google debe trabajar, y que debería ir solucionando para que Android esté al nivel de iOS en lo que a las apps se refiere.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *