13 muertos en un tiroteo en un edificio de la Armada

13 muertos en un tiroteo en un edificio de la Armada. El alcalde de Washington, Vincent Gray, comunicó que el ataque perpetrado este lunes por dos hombres armados en el cuartel naval de la Armada de Estados Unidos dejó al menos 13 muertos, según reportó la cadena CNN. Hay al menos 10 heridos, tres de ellos en grave estado. Todavía no se conocen los motivos del ataque. La Policía habilitó un número para brindar información: 1.800.Call.FBI.

0010150819

Uno de los agresores resultó abatido. En un principio, la jefa de la Policía local, Cathy Lanier, había informado que se buscaba a otros dos hombres por el ataque, aunque uno de ellos fue localizado y se comprobó que no había participado en el atentado.

Tenemos a uno de los atacantes que creemos que estuvo involucrado en esto, quien ha fallecido. La principal preocupación para nosotros ahora es que potencialmente tenemos otros dos atacantes que aún no han sido localizados“, había dicho.

El primer sospechoso, que ya fue descartado, era un hombre blanco vestido con un uniforme militar de la Armada. Continúa la búsqueda del segundo sospechoso, que fue descripto por Lanier como un hombre negro de entre 40 y 50 años, de 1,80 metros de altura y “complexión media”.

Mientras proseguían los operativos en la sede central del Comando de Sistemas Navales del Mar, la Policía solicitó a la ciudadanía mantenerse alejada de la zona del ataque. En tanto, la Cámara alta permanecerá cerrada por seguridad.

La Marina informó, en un comunicado, que el tiroteo ocurrió en cuarteles altamente custodiados, donde trabajan unas 3.000 personas.

Decenas de vehículos policiales y de emergencias rodeaban el complejo ubicado en el sudeste de Washington, que está a 1,6 kilómetros al sur del Capitolio.
Todd Brundidge, asistente ejecutivo del Comando, dijo que él y otros trabajadores se encontraron al tirador en un largo pasillo del tercer piso del edificio. El atacante estaba vestido todo de azul. “Simplemente volteó y comenzó a disparar”, dijo Brundidge.Terrie Durham, otra asistente ejecutiva, dijo que ella también vio al hombre disparar hacia ella y Brundridge. “El tirador apuntó alto y falló“, explicó. “No dijo nada. En cuanto nos dimos cuenta de que estaba disparando, tratamos de salir del edificio”.

Rick Mason, un analista civil de programas en la Armada, dijo que el agresor estaba disparando desde una terraza del cuarto piso, apuntándole a personas en la cafetería del edificio en el primer piso. Mason podía escuchar los disparos, pero no vio al hombre.

Al sitio concurrieron unidades de operaciones especiales de la Policía Metropolitana y agentes del Buró Federal de Investigaciones (FBI).

Se ha emitido una orden de “refugio en el sitio”, que obliga a los empleados a encerrarse en sus respectivas oficinas mientras se lleva a cabo la búsqueda de la persona sospechosa.

La Policía Metropolitana extendió su vigilancia a los vecindarios circundantes y la intensificó en torno al Capitolio, a un par de kilómetros de la sede naval.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *