12 Señales de que estás saliendo con un perdedor

12 señales de que estás saliendo con un perdedor. Fíjate en los puntos que enumera esta lista que contexto.com.ar elaboro. Si te sientes identificada, estás a tiempo de huir.

1 El odia cualquier cosa que tú quieras hacer, pero no ofrece nada mejor. El se queja cuando lo llevas a una fiesta, a una tienda, a cualquier cosa que te haga feliz. ¿Pero qué estaría haciendo si no fuera que tú haces todos los planes?


2 A tus amigos no les gusta, y a ti no te gustan sus amigos. 
Si le has prohibido a sus amigos que vuelvan a pisar tu casa, es una señal. Pero realmente la gran señal es cuando la gente que te quiere no lo quiere.

3 Miente todo el tiempo y todavía no lo hace bien. Lo ves mentir descaradamente a sus amigos y a su familia y sabes que también te miente a ti. ¿Cuál es el punto de mantener gente en tu vida si no quieres que puedan confiar en ti?

4 Es un buscon. Los tacaños son malos, pero los buscones o ventajistas son peores. Sabes que él podría contribuir, pero es egoísta y tiene la estrafalario creencia de estar en su derecho.

5 Ningún sentido de la moda. 
Su estilo es aburrido y su ropa siempre está sucia. No le importa su apariencia. Además, actúa como niño cada vez que se tiene que vestir bien y huye de esta situación a toda costa.

6 No prueba cosas nuevas. Todos somos criaturas del hábito, pero este tipo no quiere saber nada con algo nuevo. Seguramente ha estado haciendo lo mismo desde la pubertad.

7 Te corrige un montón. En privado, en público, no le importa. El cree que siempre estás equivocada.

8 No acepta críticas.
 Es gracioso, porque mientras que le encantar darlas, no lo gusta recibirlas. Se cree perfecto.

9 Se burla de la gente exitosa. Nunca le gusta alguien a quien le está yendo bien porque está celoso, obviamente. O está criticando a alguien en la tele o a tu nuevo contacto de trabajo.  Piensa que realmente no hay nadie tan cool como él.

10 El favorito de mamá.
 Su madre le lava la ropa o hace cosas aún más locas por él. Sin embargo, le sigue poniendo los ojos en blanco y la trata como una incompetente. O peor, aún, la adora hasta el punto de esconderse detrás de ella y sus argumentos.

11 Sus compañeros de trabajo lo odian. No puede mantener un empleo, y cuando lo despiden, a nadie le importa.

12 Te señala mujeres que están buenas constantemente. 
Te habla como si fueras su amigo, pero no lo es. Seguro puedes apreciar a otras chicas lindas además de ti, pero él debería cerrar su bocota.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *