10 razones para no cambiar de iPhone a Android

El mundo de la telefonía móvil se divide en dos mitades opuestas, Android y iOS. Muchas veces hay sentimientos irreconciliables con respecto a la otra parte, personas que no serán capaces de probar Android o darle una oportunidad y viceversa. Y no, no somos los que decimos que Android no vaya bien, ya que son sistemas diferentes.

Las personas que usamos iOS generalmente estamos satisfechas, aunque más de una fuga ha habido hacia el sistema contrario y no ha vuelto. Nada por lo que rasgarse las vestiduras, si decimos la verdad. Somos de la opinión que uno debe sentirse a gusto con un dispositivo que usa bastantes horas al día. Aún así, si te asaltan las dudas de abandonar iOS, quizás tengamos algunas razones para terminar de convencerte.

10 razones para permanecer con tu iPhone

Seguridad

Los dispositivos de Apple son por norma general bien seguros. Tanto es así que en casos peliagudos hay que recurrir a empresas de seguridad muy concretas para acceder a la información. Casos como el de Diana Quer en España o la matanza de San Bernadino en Estados Unidos dan fe de ello. En otro orden de cosas, la fragmentación se perfila como uno de los talones de Aquiles en Android.

Soporte

Apple da un excelente soporte a sus productos y a su sistema operativo, cosa que no sucede con Android. El hecho de tener muchos fabricantes con el mismo sistema hace que cada uno interprete la garantía a su manera, cosa que puede ser un lastre a la hora de afrontar una reparación.

Actualizaciones

Si por algo se caracteriza iOS es por lanzar continuos parches de las diferentes versiones de iOS. Y esto está enrocado directamente con el primer punto, la seguridad. Android no puede decir lo mismo, las actualizaciones van con cuentagotas y esto influye de manera negativa tanto en seguridad como en rendimiento.

Tienda de aplicaciones

Salvo alguna excepción que suele ser abordada de manera tajante por Apple, su tienda de aplicaciones goza de una seguridad máxima. Son aplicaciones muy bien diseñadas, perfiladas y en última instancia, analizadas por los de Cupertino, lo que se traduce en tranquilidad a la hora de instalarlas.

Apple tiene su propio ecosistema

Los que samos muchos de sus productos así lo vemos. Conecto mis AirPods con fluidez, al igual que el Apple Pencil, mis fotos están sincronizadas perfectamente en la Fototeca, en mi MacBook puedo trabajar rápidamente con lo que tengo en el teléfono o el iPad. Sí, estoy atrapado en las redes de Apple, pero me facilita mucho el trabajo, algo que para mí no tiene precio.

¿Problemas? Soluciones

Ya hemos comentado cómo funciona el servicio técnico. En una Apple Store tienes soluciones inmediatas y al mínimo fallo siempre habrá alguien dispuesto a ayudarte. Este es el motivo por el cual muchas personas no quieren bajarse del carro de los de Cupertino, la experiencia con el SAT suele ser excelente.

iOS es un sistema sencillo

Intuitivo, fácil de utilizar. Bien es cierto que como todo, se puede mejorar, sin embargo proporciona una experiencia donde rápidamente consigues engancharte a él, lo da todo muy mascadito para que no tengas posibilidades de error. Las opciones de personalización son cada vez mayores, afortunadamente.

Depreciación

La curva de depreciación de un dispositivo Apple es menos acusada que en uno Android. Obviamente la ventaja es clara, sacas más dinero por él con respecto a otro de cualquier fabricante cuando decides venderlo en el mercado de segunda mano. Es una ventaja clara, que permite a muchas personas ir cambiando de iPhone cada año haciendo menos desembolso.

Diseño

Apple fabrica productos caros, es obvio. Lo bueno es que incluso su iPhone más económico, el iPhone SE, no tiene un precio nada descabellado y sin embargo es de una calidad excepcional. En Android hay mucho donde elegir, desde dispositivos básicos con materiales baratos, a topes de gama de un precio abultado. ¿Ha hecho Apple algún iPhone feo de verdad? Para mi gusto no, peculiar sí y se me viene a la cabeza del iPhone 5c de colorines.

Envejecimiento

Tu iPhone tiene mejor aguante y los años no le sientan nada mal. Hay algún iPhone 5, del año 2012, funcionando a la perfección todavía. Y ya sabemos que iOS 12 es compatible con el iPhone 5s, que fue lanzado en 2013. La verdad es que se dice y cuesta de creer, pero es la realidad. Todavía tengo por casa un iPad mini que cumple su cometido, y eso que va camino de los 6 años.

¿Qué hacer?

Libertad absoluta, faltaría más. Muchas veces viene bien un cambio de aires y si quieres lanzarte a Android siempre tienes la oportunidad de volver a iOS. Te hemos dado razones para no hacerlo, pero siempre es interesante ver cómo se opera en otros sistemas. La experiencia puede incluso terminar de gustarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *