10 formas muy raras en que podemos morir

Sale expulsada de avión. El 28 de abril de 1988, el vuelo 253 de Hawaiian Airlines sufrió un inusual accidente cuando recién despegó del aeropuerto de Hilo hacia Honolulu. Cuando alcanzó la altura de 10 mil pies, el techo del avión se desprendió, provocando la despresurización de la aeronave. La única víctima fatal de este accidente fue la sobrecargo Clarabelle Lansing quien salió expulsada de la nave al momento en que ésta perdió parte del fuselaje.

Golpe fatal con un pock de hockey. Britannie Cecil se convirtió en la primera víctima fatal de la liga profesional de este deporte en Estados Unidos. El 16 de marzo de 2002 presenciaba un juego en su natal Columbus, Ohio. Un tiro desviado de la pista hacia las gradas se impactó a la altura de su sien izquierda y falleció 48 horas después del golpe. La liga compensó a la familia con un millón y medio de dólares aproximadamente.

En el campo de juego. En 1998, los once jugadores de un equipo de futbol de la liga local de la República Democrática del Congo cayeron abatidos por un rayo que alcanzó la cancha en la que se disputaba el partido. Lo más extraño de la situación es que ningún jugador del equipo rival sufrió daño alguno después del incidente.

Ataque de abejas. En la localidad hindú de Madhya Pradhesh un hombre de 50 años fue atacado por un enjambre de abejas mientras se encontraba en el funeral de su esposa. El humo y fuego de las velas utilizadas en el ritual molestó a los insectos que atacaron al hombre quien perdió la vida tras recibir cientos de piquetes.

En los juegos mecánicos. En 2003, un operador de un juego mecánico en un parque en el estado norteamericana de Seattle quedó atrapado en las vías del vehículo y fue arrastrado por uno de los carros hasta caer de una altura de 12 metros. Doug McKay trataba de lubricar una de las ruedas del vehículo cuando ocurrió el accidente.

Asfixia con un condón. Un hombre de 31 años en Inglaterra fue encontrado muerto en la habitación de su casa con un preservativo en la cabeza. De acuerdo a las versiones que publico el sitio inglés Metro, el hombre murió de asfixia, ocasionada también por la presencia de óxido nitroso, material que usaba para inflar los condones.

Cae en una tinaja de chocolate. Vincent Smith trabajaba en una fábrica de chocolates en Nueva Jersey. Un día resbaló y cayó a un contenedor en donde se obtiene el licor de chocolate que trabajaba a unos 50 grados de temperatura; a momento de caer uno de los brazos mecánicos que agitan el líquido lo golpeó en la cabeza Smith permaneció diez minutos antes de que los cuerpos de rescate lo sacaran de ahí. Fue declarado muerto instantes después.

Cae de una ventana para demostrar que era irrompible. El abogado Garry Hoy de 38 años de edad trabajaba en el piso 24 del Toronto Dominion Centre. El 9 de julio de 1993, intentaba demostrar a un grupo de estudiantes que los vidrios de su oficina eran irrompibles por lo que estrelló su cuerpo en un par de ocasiones contra la ventana de su oficina. La segunda vez que lo hizo el vidrio se desprendió y el litigante cayó desde ese nivel a 91 metros de alto.

Muere golpeado por una mujer suicida. Un hombre de 50 años, originario de Ucrania, falleció en septiembre de 2009 en la localidad española de Viladecans mientras caminaba por la calle, debido a que una mujer que intentaba suicidarse cayó encima de él desde un edificio de ocho pisos. La mujer murió instantáneamente y el hombre, horas después, en el hospital a causa de las graves lesiones.

Un anuncio de un restaurante le cae encima. En abril de 2009 una mujer en el estado de Nebraska murió en medio de un ventarrón cuando un anuncio gigante de 23 metros de altura cayó sobre su camioneta. Diane Durre de 49 años se encontraba encima del vehículo junto a su esposo cuando la estructura se derribó sobre ellos; su marido sólo sufrió algunas lesiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *